Presidente Manuel Zelaya reclama restitución del orden constitucional

El Presidente hondureño se reunió con el mediador Oscar Arias, quien posteriormente escuchó al usurpador Micheletti. Hondureños mantienen cortes de carreteras como protesta contra el golpe de Estado Especial del golpe de Estado en Honduras

Autor:

Luis Luque Álvarez

SAN JOSÉ, julio 9.— El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, reiteró aquí que cualquier salida a la crisis creada por el golpe de Estado en su país pasa por el restablecimiento del orden constitucional y su restitución en el cargo.

Creemos que hemos sido congruentes con la posición de los hondureños, que es la restitución del Estado de derecho, de la democracia y del presidente electo por el pueblo, dijo Zelaya, citado por PL.

El primer mandatario hizo las declaraciones a la salida de una reunión con su homólogo costarricense, Oscar Arias, quien actúa como mediador en la búsqueda de una solución a la crisis.

«Hemos avanzado en una primera etapa. Arias ha escuchado mi posición y la de los sectores sociales y políticos que me han acompañado y que es la restitución inmediata del presidente electo por el pueblo hondureño», añadió Zelaya.

El dignatario agradeció la mediación de Arias en este encuentro, donde estuvo acompañado por la canciller hondureña, Patricia Rodas, otros funcionarios de su gobierno y representantes de la sociedad civil.

Terminada la reunión con el Presidente legítimo de Honduras, el mandatario costarricense inició conversaciones con el jefe del régimen de facto en Honduras, Roberto Micheletti.

Varias organizaciones de la sociedad civil tica expresaron su repudio a la presencia del dictador en el país y convocaron a una vigilia en las cercanías de la casa del Presidente costarricense para protestar contra la asonada en Honduras.

«Él (Micheletti) no es bienvenido porque es un dictador y en esta tierra el pueblo no lo recibe», dijo Sonia Soliz, del Frente Amplio.

Según AFP, los manifestantes pudieron aproximarse hasta las barreras colocadas por la policía a unos 50 metros de la casa de Arias. «Fuera militares», «Fuera “Goriletti”», «Contra el golpe militar resistencia popular», coreaban encabezados por sindicalistas, dirigentes de organizaciones sociales y de izquierda.

«Nos da vergüenza como ciudadanos que el Presidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz reciba en su casa a un criminal como Micheletti», declaró Edgar Morales, secretario general adjunto de la Asociación Nacional de Empleados Públicos.

«Aquí no hay nada que negociar. La única solución es que se devuelva el poder a Zelaya», dijo Morales a los periodistas, reportó AFP.

Por su parte AP asegura que Micheletti, quien dijo sentirse «satisfecho» con los «avances del diálogo», se reunió casi tres horas con Arias y partió de regreso a Honduras, aunque dejó una comisión en San José.

Micheletti ignoró preguntas sobre un comentario del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, difundido por una emisora chilena, según el cual, cualquier eventual solución a la crisis está condicionada a que «Manuel Zelaya (esté) de vuelta en el palacio de gobierno».

Arias, afirma AP, pidió paciencia y dijo que este tipo de negociaciones toman tiempo para que las contrapartes tomen confianza.

Insulza declaró que la OEA reconocería al nuevo gobierno resultante de unos comicios adelantados, pero hizo notar que quien debería convocar las elecciones sería Zelaya una vez acordada su restitución en el cargo.

«Ningún gobierno de elecciones convocadas por Micheletti sería reconocido», afirmó.

Entretanto, miles de hondureños salieron a las calles este jueves convocados por el Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, y cerraron la importante carretera del sur, por donde transita gran parte del comercio con las provincias, además de Nicaragua y El Salvador, aseguró AP.

También hubo actividades simultáneas de bloqueo de carreteras en diferentes regiones del país, y según declaraciones del diputado Marvin Ponce, de Unificación Democrática, no pararán hasta que el presidente electo por el pueblo, Manuel Zelaya, regrese y retome el poder. «El pueblo está en las calles y aquí seguiremos para presionar a estos golpistas, para decirles que deben salir», declaró a AP.

El martes, el Movimiento Campesino Organizado Hondureño, que aglutina a tres confederaciones de trabajadores agrícolas, llamó a todos los hombres y mujeres del campo a mantener una «presencia firme e invariable» e iniciar «la toma de carreteras y lugares estratégicos con movilizaciones constantes, cuya fuerza primordial será el heroísmo y patriotismo de cada catracho». «Catracho» es el nombre con que se conoce a los hondureños.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.