Nueva prórroga para los golpistas de Honduras

Otto Reich detrás del golpe de Estado en Honduras Especial del golpe de Estado en Honduras  

Autor:

Juventud Rebelde

Movimientos sociales siguen en pie de lucha, rechazan puntos de la mediación, solo aceptan el regreso incondicional de su Presidente y convocan a paro nacional

TEGUCIGALPA, julio 20.— Tras el fracaso de la operación mediadora del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, que tampoco pudo lograr este domingo que el usurpador Robert Micheletti aceptara el primer punto de su plan: la restitución del presidente legítimo y constitucional José Manuel Zelaya, dos elementos destacan en los acontecimientos del país centroamericano: otro plazo de 72 horas para la mediación —lo que daría aire a los complotados en la asonada político-militar, estiman analistas—, y la firme posición del pueblo hondureño que ha sido convocado a una huelga general por los movimientos sociales.

Según Reuters, el rancho en Catacamas de Zelaya —situado a unos cien kilómetros de la frontera con Nicaragua, país donde permanece por ahora el Presidente— se ha convertido en foco de resistencia contra el régimen golpista, cuando el fin de semana fue ocupado por cientos de personas, pese a estar rodeado de fuerzas militares bien armadas, que han bloqueado con troncos una antigua pista de aterrizaje utilizada por la contra nicaragüense, cuando Honduras era sede de las actividades de la CIA y el Pentágono en la guerra sucia desatada contra el sandinismo durante el gobierno de Ronald Reagan.

«La casa del presidente se ha convertido en un símbolo de resistencia», dijo el activista Ramiro Lobo a Reuters desde la hacienda.

También los manifestantes a favor del orden institucional se mantenían en protesta frente al Congreso Nacional, edificio que está rodeado de líneas de policías antimotines, y en el centro de San Pedro Sula, mientras el pueblo ha sido convocado a una gran concentración para recibir a su Presidente el viernes 24, según la fecha propuesta para el regreso de Zelaya a Honduras, por parte de Oscar Arias.

Siguen las tomas de carreteras y hubo marchas de protesta contra el golpe en las ciudades de El Progreso, La Ceiba, Olanchito y Tocoa, en el norte de Honduras.

La Minga Informativa Latinoamericana divulgaba a su vez una carta abierta del Frente Nacional contra el Golpe de Estado, al «mediador» costarricense en la que ratifica que solo acepta el primer punto de los siete propuestos por Arias para el retorno del presidente Zelaya al gobierno, y reiteran que la posición intransigente de la comisión nombrada por los golpistas hace imposible una solución exitosa de la mediación en San José.

El Frente explica que rechaza el resto de los puntos porque posibilitan la inclusión en el gobierno de personas relacionadas con el golpe de Estado, niegan el derecho ciudadano a la democracia participativa, promueven la impunidad para quienes planearon, ejecutaron y avalan la asonada, ofrecen la posibilidad de perpetrar fraude electoral y desconocen la exigencia popular de revisar el papel constitucional de las fuerzas armadas y su involucramiento en el golpe de Estado.

Además, el documento del Frente Nacional contra el Golpe denuncia la violación de los derechos humanos de que es objeto la población hondureña y acusa al régimen de facto y a los aparatos represores de cuatro muertes, 1 158 detenciones ilegales, el acoso y la persecución a representantes del movimiento social y a los medios de comunicación no confabulados con el golpe, y la militarización de las instituciones públicas.

A su vez, Juan Barahona, dirigente social hondureño, dijo a Telesur que a partir de este lunes protagonizarán nuevas manifestaciones de resistencia pacífica y un paro nacional para el próximo jueves y viernes, al que se suma la Central de Trabajadores del país.

Dijo Barahona que los golpistas que ocupan el poder en Honduras, «no tienen interés en un acuerdo, sólo están haciendo tiempo para desgastar la resistencia del pueblo y consolidarse en el poder», y ante el fracaso de las conversaciones en Costa Rica «urge el regreso al país de Manuel Zelaya».

Entretanto, en un acto en la Casa Presidencial de Tegucigalpa —rodeada de alambradas y tomada por la soldadesca—, al que apenas asistieron algunas decenas de funcionarios y complotados, a los que presentó como «sociedad civil, empresa privada y grupos de amigos», Micheletti reiteró que no permitirá el regreso de Zelaya, tampoco serán adelantadas las elecciones, y que él seguirá en el poder hasta enero de 2010, reportó AFP.

El usurpador rechazó una vez más las presiones de la comunidad internacional que no reconoce su régimen producto del golpe de Estado del 28 de junio, y que este lunes se tradujeron en la reiteración de la condena de la OEA —aunque el secretario general, José Miguel Insulza, y algunas delegaciones aceptan el nuevo plazo de 72 horas, ante la posición de los miembros del ALBA y Brasil, entre otros, que piden mayores sanciones al régimen de facto—, y la decisión de la Unión Europea de congelar 65,5 millones de euros (92 millones de dólares) de ayuda presupuestaria a Honduras, según anunció en Bruselas la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, en un comunicado citado por PL.

Según AFP, el domingo, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton, de visita en la India, hizo una llamada telefónica «muy dura» a Micheletti, según reveló el portavoz del Departamento de Estado, Philip Crowley, instándolo a negociar y advirtiéndole —dice DPA— que las relaciones con Washington se verán dañadas si no accede.

Sin embargo, en Tegucigalpa, Gabo Jalil, subsecretario de Defensa del régimen de Micheletti, señaló que las relaciones militares y protocolos de seguridad entre Honduras y Estados Unidos «se mantienen firmes», según declaró a EFE el funcionario golpista.

En el país se mantiene el embajador estadounidense Hugo Llorens —mientras que fueron retirados los latinoamericanos y los de la Unión Europea—, así como el personal castrense acantonado en la base de Palmerola (Soto Cano), a unos 75 kilómetros al norte de Tegucigalpa, según el acuerdo militar que data de 1954.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.