Presidente español apuesta por la paz en Oriente Medio

Tras su primera visita oficial a Israel y Cisjordania, José Luis Rodríguez Zapatero se mostró optimista respecto a las posibilidades de reactivar las negociaciones de paz en esta región, aunque reconoció «muchas dificultades»

Autor:

Juventud Rebelde

TEL AVIV, octubre 15.— El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió este jueves a israelíes y palestinos que se volcará durante su presidencia de la Unión Europea (primer semestre de 2010) por el proceso de paz que, dijo, debería conducir, sin demasiada dilación, al reconocimiento internacional de un Estado palestino.

Tras su primera visita oficial a Israel y Cisjordania, Zapatero se mostró optimista respecto a las posibilidades de reactivar las negociaciones de paz en Oriente Medio, aunque reconoció «muchas dificultades», reportó EFE.

El gobernante español hizo esta apreciación tras reunirse en Jerusalén con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien insistió en el «derecho a la autodefensa» y en que, para su país, la paz supone «un Estado palestino desarmado», condición absurda e ilegal para el resto de la comunidad mundial.

Netanyahu aprovechó la ocasión para instar a los miembros de la ONU a que este viernes, en el Consejo de Derechos Humanos, voten en contra del Informe Goldstone, que acusa al ejército israelí y al Movimiento de Resistencia Islámica (HAMAS) de cometer crímenes de guerra durante la agresión sionista contra Gaza, en diciembre y enero pasados.

Sin pronunciarse con claridad sobre esta cuestión, Zapatero apostó por «poner fin» a los «enjuiciamientos recíprocos». El Presidente del gobierno español comenzó la jornada en el Museo del Holocausto de Jerusalén, donde, cubierto con la tradicional kipá (el solideo hebreo), rindió homenaje a los seis millones de judíos víctimas del nazismo.

Desde Jerusalén, Zapatero se desplazó a Ramala, en la Cisjordania palestina, donde el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abas, le impuso la Estrella del Honor, condecoración con la que los palestinos reconocieron el apoyo del gobierno español a la «libertad y la independencia» de su pueblo.

Tras colocar una ofrenda floral ante la tumba de Yaser Arafat, el jefe del ejecutivo aseguró que España «va a mojarse» durante la presidencia de la UE por la paz en Oriente Medio y por el reconocimiento del Estado palestino.

Tras estimar que el plazo para el reconocimiento de dicho Estado «no puede ser muy largo», asumió una de las principales reivindicaciones palestinas e instó a Israel a «detener y congelar» los asentamientos en los territorios árabes ocupados desde 1967, para iniciar el diálogo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.