Elecciones, otra tensa escala de la crisis en Honduras - Internacionales

Elecciones, otra tensa escala de la crisis en Honduras

El Frente Nacional contra el golpe de Estado, que lidera la resistencia desde el mismo día de la asonada, ratificó que desconocerá los resultados del sufragio

Autor:

Juventud Rebelde

Las cuestionadas elecciones del próximo domingo constituyen otra tensa escala de la ya prolongada crisis en Honduras, ante el rechazo de vastos sectores sociales y políticos que las consideran una farsa, reporta la agencia PrensaLatina.

Los comicios han profundizado la confrontación política agudizada tras el golpe militar del pasado 28 de junio en esta empobrecida nación, entre los grupos de poder que dominan el país y los sectores populares marginados.

Las posiciones de estas fuerzas son diametralmente opuestas ante la votación del día 29.

El Frente Nacional contra el golpe de Estado, que lidera la resistencia desde el mismo día de la asonada, ratificó que desconocerá los resultados del sufragio, que considera un intento de legitimar la ruptura del orden democrático.

Esa alianza demanda como solución a la crisis la restitución del orden constitucional y del presidente Manuel Zelaya, así como la convocatoria a una asamblea constituyente, popular e incluyente.

Juan Barahona, Rafael Alegría y otros líderes del Frente confirmaron que la movilización popular no se detendrá hasta alcanzar esos objetivos.

Zelaya anunció su decisión de impugnar las elecciones al denunciarlas como ilegales por su organización por un régimen de facto.

En un hecho sin precedentes en América Latina después de un Golpe de Estado sin acuerdo político entre partes, se pretende por los que violentaron el mandato del pueblo tutelar un espurio proceso electoral, afirmó la víspera.

Añadió que los comicios, bajo un régimen de represión y censura, con un tribunal electoral parcializado, sin garantías de libertad y transparencia, tienen el objetivo de encubrir y dar impunidad a los autores del golpe.

En tanto, las fuerzas armadas, la policía, el gobierno de facto, los poderes legislativo y judicial, junto con los empresarios, insisten en presentar las elecciones como la vía de solución del conflicto.

Esa postura es apoyada por el gobierno de Estados Unidos, cuyo presidente, Barack Obama, dijo hace dos días que son «una forma de empezar de cero».

Los cinco partidos del país reconocidos se presentaron a los comicios, aunque tres de ellos sufrieron importantes desgajamientos de sus bases, dirigencia e incluso candidatos, opuestos al régimen de facto.

Estos últimos son el Liberal, que postula al empresario Elvin Santos, Innovación y Unidad Social Demócrata y Unificación Democrática, a cuyos candidatos, Bernard Martínez y César Ham, los medios de prensa no le dan opciones de triunfo.

Los dos restantes son el conservador Nacional y el Demócrata Cristiano, que nominaron a Porfirio Lobo, perdedor ante Zelaya en los comicios de 2005, y Felícito Ávila.

El Liberal y el Nacional se han alternado en el poder en las últimas décadas.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.