Dedican seminario de derechos humanos a liberación de los Cinco, en República Dominicana

El embajador cubano en ese país, Juan Astiasarán, insistió en lo importante de la solidaridad internacional para lograr la liberación de sus compatriotas presos en Estados Unidos

Autor:

Juventud Rebelde

SANTO DOMINGO, diciembre, 11.- Las sentencias contra los cinco antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos son una muestra de sadismo, afirmó el embajador de Cuba en República Dominicana, Juan Astiasarán, quien recabó solidaridad para lograr la liberación de estos prisioneros, publica Prensa Latina.

El diplomático cubano denunció la negativa constante de las autoridades estadounidenses a conceder visas a las esposas y demás familiares de los cinco encarcelados, además de las condiciones en que fueron mantenidos durante largos meses tras su arresto.

Contrastó ese tratamiento injusto y cruel con el hecho de que terroristas confesos caminen libres por ciudades estadounidenses a pesar de las pruebas de que han cometido crímenes de lesa humanidad.

Esos cinco hombres, con futuro brillante y de conducta impoluta, lo sacrificaron todo por proteger a sus compatriotas del terrorismo, subrayó el diplomático en el XII Seminario Internacional de Derechos Humanos, dedicado a la libertad de los cinco cubanos.

La reunión, dirigida contra la corrupción, la impunidad y por la transparencia, es convocada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y se extenderá hasta el domingo con la participación de delegados de Puerto Rico, Haití, Cuba, El Salvador, Estados Unidos y el país anfitrión.

Astiasarán reseñó la historia de agresiones iniciada desde Estados Unidos tan pronto triunfó la Revolución Cubana en enero de 1959 y puntualizó que nunca pudo probarse la acusación de espionaje contra Ramón Labañino, Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero y Fernando González.

También citó los testimonios durante el proceso de altos militares norteamericanos en retiro, quienes aseguraron al tribunal que esos hombres no poseían información alguna lesiva a los intereses y la seguridad de su país. Reivindicó el derecho de Cuba a buscar información sobre organizaciones terroristas, una actividad que se ha tornado común en las actuales circunstancias de ataques contra ciudadanos inocentes.

El jefe de la misión estatal cubana reseñó la atmósfera de odio alentada por diversos sectores durante el juicio, la cual llegó al asedio de los jurados, escogido entre personas que mostraron inclinación de fustigar la Revolución Cubana.

Como muestra tangible del carácter político del proceso, contó que en las audiencias de resentencia aún en curso, la fiscal dijo al tribunal que se hacían necesarias por la «mala imagen que el caso ha tendido sobre el sistema judicial estadounidense» y llamó a redoblar la solidaridad.

Manuel María Mercedes, presidente de la CNDH dominicana, recordó que cuando se comenzaron esos seminarios, la batalla era por liberar a un grupo de puertorriqueños presos políticos en Estados Unidos, cuya excarcelación parecía imposible entonces y hoy es un hecho, concluye el cable de PL.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.