Niños haitianos, los más vulnerables tras el terremoto - Internacionales

Niños haitianos, los más vulnerables tras el terremoto

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia instaló en Haití casas de campaña para dar refugio a miles de menores huérfanos, ofrecerles alimentos y garantizarles espacios para actividades recreativas y escolares

Autor:

Juventud Rebelde

Alrededor de dos millones de niños y adolescentes se encuentran en riesgo tras el devastador terremoto que sacudió este martes a Haití, según PL.

«Es una experiencia increíblemente traumática para los menores y el daño emocional de lo que están sufriendo podría durar toda la vida», dijo Careth Owen, director de emergencias de la agrupación Save The Children (Salven a los niños).

El movimiento telúrico de 7.0 grados en la escala de Ríchter arrasó la capital, con más de un centenar de edificaciones derrumbadas, desde el emblemático Palacio Presidencial, hasta instituciones públicas, hospitales, viviendas, iglesias y escuelas.

En las ruinas de lo que otrora fue un colegio yacen los restos de decenas de menores, en tanto otros alumnos pululan por las calles en busca de sus familiares.

«La ciudad está destruida. La catástrofe es increíble. Hay que verlo para creerlo», dijo el presidente haitiano, René Preval.

Aunque aún no se ha podido cuantificar la magnitud del desastre, tanto autoridades como organismos internacionales estiman entre 50 mil y 100 mil los muertos y en tres millones los damnificados.

Dos días después del terremoto empieza a llegar paulatinamente la ayuda proveniente de numerosos países de América, Europa, Asia y el Medio Oriente y de organismos internacionales como la ONU y la Cruz Roja.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU comenzó este jueves a distribuir víveres en esta capital y en la ciudad portuaria de Jacmel, a pocos kilómetros de aquí, devastada en un 70 por ciento por el sismo.

Mientras, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia instaló casas de campaña para dar refugio a miles de menores huérfanos, ofrecerles alimentos y garantizarles espacios para actividades recreativas y escolares.

«En 100 años ninguna generación de niños haitianos ha experimentado esta escala de desastre y tenemos que actuar para minimizar su impacto físico y psicológico», dijo el representante de Save de Children.

Un elevado número de los heridos también son niños, si se tiene en cuenta que en este país caribeño el 46 por ciento de la población tiene menos de 18 años de edad.

Al hospital de campaña instalado por los médicos cubanos especializados en situaciones de desastres en el patio de un centro asistencial han acudido más de mil personas, entre ellas infantes con fracturas o heridas que requirieron intervención quirúrgica.

Esta brigada se unió a los 344 colaboradores cubanos que desde hace años se encuentran aquí y tienen previsto abrir varios hospitales para atender a las víctimas.

Según la Organización Mundial de la Salud ocho hospitales de esta capital y sus alrededores se desplomaron o resultaron severamente dañados por el movimiento telúrico.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró el terremoto como la mayor catástrofe en la historia de este país.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.