En Sri Lanka la mayoría apoyó a la izquierda

Expresó Tamara Kunanayakam, embajadora del país asiático en La Habana, al referirse a la reciente reelección presidencial de Mahinda Rajapaksa

Autores:

Nyliam Vázquez García
Carlos Marcos Calzadilla

El presidente de Sri Lanka, Mahinda Rajapaksa, no solo fue reelecto para un nuevo período de seis años de mandato con el apoyo de un 57,88 por ciento del electorado, sino que los resultados de esta cita en las urnas —los primeros comicios tras el fin de la guerra—, suponen un salto cualitativo en el apoyo al mandatario en comparación con 2005, destacó en La Habana Tamara Kunanayakam, embajadora del país asiático.

La diplomática se refirió al contexto en el que se desarrollaron estas elecciones y el modo en que fracasaron todos los intentos de desestabilización llevados adelante por el principal candidato opositor, el general Sarath Fonseka, quien contaba con apoyo de las fuerzas de derecha del país, un grupo de organizaciones «no gubernamentales» como Reporteros sin Fronteras, Human Rigths Watch y algunas potencias occidentales.

El presidente Rajapaksa recibió el apoyo del campo, donde se concentra el 70 por ciento de la población, e incluso consiguió ganar ciudades como Colombo —la capital— y Badulla, ambas tradicionalmente de derecha.

«Este es un claro triunfo de la izquierda», aseguró Tamara Kunanayakam, quien también destacó como indicador importante el hecho de que el general Fonseka, ni siquiera ganó en Ambalangoda, su ciudad, donde perdió por un 30 por ciento de diferencia.

Incluso en los distritos donde el general logró mayor cantidad de votos, que sumados hicieron el 40,15 por ciento de los sufragios, el presidente obtuvo más que en 2005.

Estas elecciones, en las que participó un 74 por ciento de la población, son las primeras que se realizan sin la sombra de la guerra que durante años enfrentó al gobierno con los autoproclamados defensores del pueblo tamil, el movimiento separatista Tigres de Liberación de la Patria Tamil.

Con la victoria, el presidente de Sri Lanka se propone —según mencionó la embajadora— continuar el programa «Visión de Mahinda», política de autonomía económica para conseguir reducir importaciones, abastecerse de alimentos y aumentar el desarrollo de la infraestructura.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.