Muestra excelentes resultados Misión Cristo: lucha venezolana contra la pobreza

La Misión Cristo, pobreza cero, lanzada en 2007 por el presidente venezolano, Hugo Chávez, ha logrado incrementar el nivel de ingresos de los más pobres en siete por ciento

Autor:

Prensa Latina

CARACAS, febrero 11._ El presidente venezolano, Hugo Chávez, adelanta este jueves una de las cruzadas más ambiciosas y resumen en buena medida de los programas sociales de su gobierno: la Misión Cristo, pobreza cero.

La proyección es parte de la política de mejor distribución de la riqueza que redundó en cuantiosas inversiones provenientes de los ingresos petroleros: 330 mil 582 millones de dólares en inversiones sociales en los 11 años pasados.

En términos relativos, esas cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que casi el 60 por ciento del presupuesto del país está destinado a los gastos sociales.

El objetivo abarca en términos generales el propósito de la propuesta que llevó al poder a Chávez en 1998, cuando el país tenía en la pobreza el 48,1 por ciento de los hogares y en pobreza extrema más del 19 por ciento.

El hecho de que alrededor del 70 por ciento de los venezolanos vivía sin cubrir sus necesidades mínimas, constituía una de las paradojas más tristes de un sistema de exclusión de las mayorías, en el país quinto exportador mundial de petróleo.

Precisamente, a esta dolorosa situación muchos atribuyeron el triunfo electoral en diciembre de 1998, cuando Chávez con una pobre infraestructura se impuso a la maquinaria electoral de los partidos tradicionales que había gobernado por casi medio siglo.

Católico declarado, aunque también crítico de la jerarquía de la iglesia venezolana a la que acusa de haber olvidado la pasión de Jesús por los pobres, el mandatario bautizó como Misión Cristo el más ambicioso de sus programas sociales.

«Vamos a trabajar todos en la madre de las misiones (programas sociales), la Misión Cristo, que tiene como meta alcanzar un índice de pobreza cero para el 2021» anunció Chávez en 2007, cuando lanzó la iniciativa.

El propósito abarca un complejo de planes puestos en marcha antes que incluyen planes gratuitos de salud, educación, cultura, capacitación laboral, deportes, atención a mujeres, madres y niños entre otras esferas que influyen en el nivel de vida.

Como resultado de estas acciones hoy el porcentaje de hogares en situación de pobreza extrema, de acuerdo con los ingresos se estima en seis por ciento, mientras por necesidades básicas insatisfechas, es de 7,9 por ciento.

Cuando Chávez propone profundizar el proceso de cambios para reforzar su enfoque socialista, aclara que parte del principio que con el capitalismo nunca podrá erradicarse la pobreza ni el desempleo, un mal asociado.

«Vamos al socialismo y eso quiere decir que tenemos que construir un país más igualitario y para ello debemos transformar el modelo capitalista y sus plagas como son la pobreza, la desigualdad y el desempleo», indica el mandatario.

Un índice de los esfuerzos realizados es que en 1998 recibían alimentos gratuitos en las escuelas 252 mil niños, pero la cifra actual supera los cuatro millones de beneficiados con dos comidas diarias más una merienda en escuelas y liceos.

Se calcula que 12 de los 28 millones de venezolanos se benefician de los programas estatales de alimentación a precios subvencionados o por debajo de la red comercial.

En su interpretación bíblica propia, Chávez afirma a menudo que Cristo fue socialista, el primero de la historia, si se analizan los principios de justicia social que predicó y marcaron los orígenes del cristianismo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.