Satisfacciones del Canciller salvadoreño en la Escuela Latinoamericana de Medicina

Este proyecto «tenía razones de sobra» para ser considerado «estratégico». Y le está brindando «aportes significativos» en salud «a nuestro país, a la región y al mundo», asegura el ministro Hugo Martínez, quien se entrevistará hoy con su colega cubano

Autor:

Marina Menéndez Quintero

«Contento y orgulloso» se manifestó el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, en su vuelta a la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), donde dialogó ayer con dos de los compatriotas formados como médicos aquí, quienes, convocados por la Isla, se cuentan entre la veintena que ha ido a socorrer al pueblo haitiano.

«Me alegro mucho de que hayan estado por allá y los felicito», dijo mientras estrechaba las manos a los doctores Irving Ottoniel y Carlos Ortiz, de paso por su antigua Escuela luego de un mes de trabajo en la asolada nación caribeña.

Habiendo estado el ahora Ministro entre las personas encargadas de escoger a los primeros jóvenes que vinieron a estudiar a la ELAM, las evocaciones fluyen cuando puede palpar los resultados de un programa rechazado en su momento por el ex gobernante partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), y que por eso fue echado a andar en El Salvador con el concurso del hoy en el poder Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la Alcaldía de la capital, y la Universidad de San Salvador.

El fallecido líder del FMLN, Shafick Handal —«una de las personas que más le apostó a este proyecto» y «su principal referente en El Salvador»—, lo llamó para la selección de los jóvenes, lo que le resultó a Hugo Martínez «una tarea muy apasionada».

Recuerda que los primeros muchachos eran de Morazán, «de la zona más rural y aislada del país». La solidaridad para ayudar a los que llegaban menos preparados al centro de estudios fue «algo clave», anota. Hoy, la mayoría de ellos está trabajando con los suyos, en sus comunidades. Otros se quedaron haciendo sus especialidades aquí.

Martínez conoció la Escuela cuando vino con uno de los grupos iniciales, hará unos diez años. Por eso el regreso le permite aquilatar mejor los frutos, narró a la prensa.

La vida ha demostrado que el proyecto «tenía razones de sobra» para ser considerado «estratégico». Y le está brindando «aportes significativos» en salud «a nuestro país, a la región y al mundo», asegura.

Acompañado del embajador Domingo Santacruz, el Ministro del Exterior de El Salvador escuchó las buenas referencias que la Dra. Midalys Castilla, vicerrectora docente, ofreció de los actuales estudiantes, al afirmar que son jóvenes con mucha madurez, consagrados al estudio y comprometidos con su pueblo.

Pedido por JR algún adelanto acerca de los acuerdos de cooperación que se prevé firmarán su país y Cuba este sábado, el titular salvadoreño del Exterior dijo que el principal será un convenio marco en el que trabajan ambas cancillerías desde los días inmediatos al restablecimiento de relaciones diplomáticas, en junio pasado. Se firmarán convenios específicos, pero este acuerdo marco será «como un paraguas», dijo, y estimó que muy seguramente, más adelante, se adoptarán otros en las áreas de salud y educación.

Esta es la primera ocasión en que Hugo Martínez visita a la Isla como Canciller, y resulta también el primer ministro salvadoreño del Exterior que lo hace. Ha venido invitado por su colega Bruno Rodríguez Parrilla, con quien sostendrá conversaciones oficiales hoy, cuando también se ha anunciado la inauguración de la sede diplomática salvadoreña.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.