Rechazan campaña difamatoria contra Cuba en Venezuela, Dinamarca y Suecia

Decenas de venezolanos se reunieron frente a la Embajada cubana en Caracas en apoyo a la Isla

Autor:

Juana Carrasco Martín

CARACAS.— Como respuesta a ocho pitiyanquis que intentaron una acción provocadora contra la Embajada de Cuba en esta capital, varias decenas de venezolanos se reunieron frente a la sede diplomática para expresar su apoyo al pueblo cubano y a su Revolución.

Convocados por el Movimiento de Solidaridad Mutua Cuba-Venezuela, el mitin revolucionario, al que se unió personal de la Embajada y de la dirección de las Misiones Sociales, repudiaron los espectáculos mediáticos contrarrevolucionarios de un grupo de mercenarias, que en la Isla sigue las instrucciones dictadas por las políticas anticubanas de las administraciones de Washington, al igual que la oposición aquí hace campañas virulentas por los medios de comunicación.

La joven Lilia Tajaldine, de la dirigencia del Movimiento, agradeció el trabajo de las Misiones cubanas en beneficio de su pueblo, destacó en especial la presencia de miles de médicos, y expresó que esas contrarrevolucionarias son financiadas por la CIA, como se demuestra en el libro Los Disidentes, investigación de los periodistas cubanos Rosa Miriam Elizalde y Luis Báez, que enarboló ante los presentes, para argumentar que ellas responden a la misma orden del imperialismo que los pitiyanquis del patio.

Todo nuestro apoyo y solidaridad para Cuba, que cuenta con la verdadera fuerza de quien defiende los derechos humanos, y somos millones en todo el mundo quienes estamos con la Revolución, con el pueblo cubano y con la emancipación de los pueblos, dijo.

Esta solidaridad reivindicaba nuevamente a los venezolanos frente a la sede diplomática que en abril de 2002 fue asediada por los golpistas y secuestradores del presidente Hugo Chávez, y que como entonces, cerró filas frente a las provocaciones.

Condenas desde Dinamarca y Suecia

Mientras, desde la fría Europa, las Asociaciones de Amistad con Cuba en Dinamarca y Suecia denunciaban la doble moral y la hipocresía del Parlamento Europeo (PE), y destacaban que esa entidad solo aprueba resoluciones cuando se trata de países con cuyo sistema político no está de acuerdo.

Resoluciones aprobadas por ambos grupos destacan que, sin embargo, el PE no ha emitido un pronunciamiento sobre los 122 suicidios registrados en las cárceles francesas el año pasado, ni han criticado la muerte de diez irlandeses en las cárceles británicas en 1981.

Ambos grupos también denunciaron que la Resolución anticubana aprobada por el PE el 11 de marzo, tiene como propósito obstaculizar y sabotear el proceso de diálogo entre la UE y Cuba, por el cual trabajaba España, como país presidente protémpore del bloque.

Señalan que tampoco ha condenado las insatisfactorias condiciones de las cárceles de Estados Unidos, donde 7 000 presos mueren cada año, muchos asesinados, por suicidio o la deficiente calidad de la asistencia médico-sanitaria.

Tampoco ha habido castigo para el gobierno golpista en Honduras, culpable a constantes persecuciones a los movimientos populares en el país y el asesinato de sus líderes, coincidieron.

El texto de la Asociación de Amistad Dinamarca-Cuba señala que a pesar de la tortura de prisioneros en la ilegal base militar norteamericana en Guantánamo, no ha habido alguna condena porque se ha incumplido la «amable recomendación» de que esta debe ser cerrada.

Además, el documento danés exhorta a los medios de comunicación de ese país a narrar la labor internacionalista de Cuba y de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) en la lucha contra la pobreza y el analfabetismo; difundir el caso de los cinco antiterroristas cubanos injustamente encarcelados en Estados Unidos, así como denunciar el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Washington a Cuba durante 50 años, condenado en la Asamblea General de Naciones Unidas como un acto genocida.

Mientras, la Asociación Sueco-Cubana destaca que en medio de tantos problemas que tiene la humanidad y que atentan contra la existencia, un país pobre como Cuba toma muy en serio esta situación, y se ha preocupado por salvar vidas en los países del Tercer Mundo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.