Desde Caricuao, un saludo cubano-venezolano

En el Centro Polideportivo Luis Aparicio, de Caricuao en Venezuela, este domingo se desarrolló un festival cultural-deportivo en el que participaron cientos de cooperantes cubanos de las misiones Corazón Adentro, Barrio Adentro y Barrio Adentro Deportivo y   vecinos de esa Parroquia

 

 

Autor:

Juana Carrasco Martín

CARACAS.— Con un festival cultural-deportivo en el que participaron cientos de cooperantes cubanos de las misiones Corazón Adentro, Barrio Adentro y Barrio Adentro Deportivo, muchachas y muchachos venezolanos y vecinos de los consejos comunales de la Parroquia Caricuao, fueron saludados este domingo los siete jóvenes que representarán a los cooperantes en el IX Congreso de la UJC.

Fue un día jubiloso, de esparcimiento, que sirvió para demostrar la alegría y el ímpetu de quienes cumplen aquí una misión internacionalista para el beneficio y la calidad de vida del hermano pueblo bolivariano, que expresó su agradecimiento a los misioneros en las palabras de Pedro Infante, integrante de la Dirección del Instituto de Deportes venezolano y graduado de la Escuela Internacional de Deportes en Cuba.

Ajedrez, competencias de natación, fútbol, el imprescindible juego de pelota y entusiastas encuentros de voleibol y baloncesto, se abrieron paso a media mañana, cuando ya había conmovido la actuación de Patricia Marrero, con su collage Cuba, que linda es Cuba, y los grupos Guerrilla de Teatreros y Ven Cuba habían hecho bailar a no pocos.

Hubo bailoterapia y se agitaron todos los músculos, en un grupo tan numeroso que de seguro rompió récord de participación. Ahí no importó la edad; desde los más pequeñines hasta quienes peinan canas se movieron al compás de todo tipo de música atrapando más salud.

En un segundo momento y para cerrar la jornada, llegó el Circo del Sur, que abrió su espectáculo al aire libre y con la mínima expresión de recursos, como actúan a diario en las más humildes comunidades de los cerros de Caracas con la actuación de Yannia, la contorsionista.

No había que ser uno de los carajitos (niños) venezolanos que admiraban boquiabiertos sus ejercicios, para disfrutar también de la magia de Yanisbel y Fernando, o las pulsadas de Yosnay y el equilibrio sobre los rolos de metal de Medina. El infante que todos llevamos dentro rió con ganas con Jorge Luis y Javier Junior, presentados con sus nombres de payasos: Perucho y Palillito.

Pero sin dudas, entre quienes más disfrutaron el momento estuvieron los siete jóvenes a quienes se les reconocía de manera especial: los delegados al IX Congreso de la Juventud cubana, que llevarán a la Patria el compromiso y el orgullo de los internacionalistas en la tierra de Bolívar: Piter Martínez Benítez, Dixon Gutiérrez Torres, Yuleises Chaviano Diego, Yarenis Leyva Ross, Arley Santana Rodríguez, Fausto Despaigne y Lisenni Borges.

El Centro Polideportivo Luis Aparicio, de Caricuao, había sido tomado por el ejército de la solidaridad continental que soñó Bolívar, como dijera Infante en sus palabras de bienvenida, y para demostrar la hospitalidad andaba feliz Yajaira Rengifo, la coordinadora de este complejo creado por la Revolución Bolivariana y puesto a disposición del pueblo, expresando que lleva siete años dando apoyo a las misiones cubanas, porque son de amor y solidaridad para Venezuela.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.