Identificada autora de atentado moscovita

Janet Abdurajmanova (Abdulaeva), de 18 años de edad, fue una de las suicidas del reciente atentado en la estación subterránea capitalina de Park Kulturi

Autor:

Juventud Rebelde

El Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso anunció este viernes la identificación de Janet Abdurajmanova (Abdulaeva), de 18 años de edad, como la suicida del reciente atentado en la estación subterránea capitalina de Park Kulturi, divulgó PL.

De acuerdo con el estado mayor operativo del Comité Nacional Antiterrorista, Abdulaeva procedía de la región de Jasabiurt, en la república caucásica rusa de Daguestán, donde el pasado miércoles 11 personas murieron y 29 resultaron heridas en un doble atentado.

La identidad de la joven suicida se realizó a partir de datos genéticos y de pruebas médicas de los restos de su cuerpo, esparcidos en la referida estación, luego del estallido del lunes último, el cual siguió a otro en la parada subterránea de Lubianka.

El referido comité investiga aún la identidad de la suicida que activó un artefacto dinamitero en Lubianka. El saldo del doble atentado fue de 39 muertos y 95 heridos.

Abdulaeva era la viuda de un participante en un intento de asesinato del presidente checheno, Ramzan Kadirov, en octubre pasado, y que fue abatido en una operación especial dos mes después.

En ese sentido, Alexander Ignatenko, del departamento de religión y política adjunto a la presidencia, explicó que las suicidas son entrenadas y preparadas psicológicamente por ciudadanos sauditas, supuestamente vinculados a la red Al Qaeda.

Ignatenko explicó que tras el ingreso de predicadores de la corriente wahabita, la más radical dentro del Islam, cambió en gran medida la configuración religiosa en el Caúcaso norte, donde no existían suicidas, surgidos apenas hace una década, estimó.

Por su lado, el miembro del comité de seguridad de la Duma (cámara baja rusa) Guennadi Gudkov afirmó que el auge del terrorismo proveniente del Cáucaso norte posee causas políticas, económicas, sociales, éticas y militares o de seguridad.

Gudkov recordó que todas las repúblicas caucásicas son subsidiadas por el Estado, con un pobre desarrollo industrial, alto desempleo, con valores morales diferentes al resto de Rusia, todo lo cual sirve de caldo de cultivo para el reclutamiento de subversivos.

Además, se dieron fallas en los órganos de seguridad y una inefectiva infiltración de los grupos violentos en el Cáucaso, admitió.

Por su lado, Leonid Siurkiyanen, de la Alta Escuela de Economía, llamó la atención sobre la necesidad de librar una guerra en el plano de las ideas, cuya fuerza de ninguna forma se puede soslayar como motivación de quienes participan en actos suicidas. Se hace muy poco para ganar tal guerra y el combate al terrorismo debe poseer un carácter multilateral, expresó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.