Barack Obama pierde popularidad en Estados Unidos

Cerca de 80 por ciento de los ciudadanos estadounidenses han perdido la confianza en su gobierno, según revela una encuesta

Autor:

Juventud Rebelde

Cerca de 80 por ciento de los ciudadanos estadounidenses han perdido la confianza en el gobierno de Barack Obama y pocos creen que pueda resolver los problemas por los que atraviesa el país, lo que se traduce en el nivel más bajo de confianza que esta nación ha dado históricamente a un mandatario, reportó Telesur.

Según una encuesta publicada este lunes por el Centro de Investigación Pew, solo 22 por ciento de los estadounidenses dicen confiar en el Gobierno «casi siempre o la mayoría de las veces, mientras que solo un 19 por ciento se manifestó «básicamente contento» con el Gobierno federal, mucho menos que hace una década.

La encuesta encontró que en Estados Unidos existe un gran número de factores que afectan las condiciones asociadas a la falta de confianza en Obama, entre ellas el gran descontento popular, una economía debilitada, fuertes enfrentamientos partidistas, descontento con el Congreso y con los mismos líderes políticos.

«En vez de un gobierno activista que se encargue de los problemas principales de la nación, el público ahora quiere un Gobierno reformado, y un creciente número de personas quiere que se le reduzca su poder», explicó el Centro en un análisis de 140 páginas.

Con excepción del respaldo a una mayor regulación del sistema financiero, proyecto que se está analizando actualmente en el Senado, «ahora hay menos apetito para soluciones gubernamentales a los problemas de la nación, incluyendo un mayor control del Gobierno sobre la economía que cuando Barack Obama asumió el poder», agregó.

Los investigadores afirman que la hostilidad de la opinión pública hacia el Gobierno «parece que será un asunto electoral importante que favorece a los republicanos», en momentos que se realizarán los comicios legislativos el próximo 2 de noviembre.

Según el Centro, ninguno de los dos partidos puede confiar que llevan la delantera pues, con un electorado desilusionado, ambas partes han sufrido una caída de popularidad, al igual que los congresistas.

El análisis de la encuestadora, que repasa las actitudes de la opinión pública entre 1958 y 2010, indicó que 40 por ciento del público considera que el Gobierno federal debe mantener sus diversos programas, mientras que 47 por ciento favorece un recorte para así reducir también el poder del Gobierno.

Agregó que la idea de disminuir el papel del Gobierno se ha hecho particularmente claro desde que el presidente Obama asumió el poder.

Casi la mitad prefiere un menor papel para el Gobierno, con menores servicios, en comparación con cerca de 40 por ciento que quiere una mayor intervención del Estado.

La encuesta fue revelada en unos momentos en que el Senado estudia un amplio paquete de reformas del sector financiero que, tal como ocurrió con el debate y votación de la reforma de salud, también afronta un clima hostil y partidista en el Congreso.

El presidente Obama ha prometido que vetará cualquier medida que no regule las complejas transacciones financieras llamadas «derivados», las que según los críticos fueron una de las principales causas de la crisis económica en 2008.

Con la propuesta de ley demócrata, el Banco Central de Estados Unidos o Reserva Federal, formulará y hará que las grandes instituciones financieras cumplan las leyes de protección al consumidor.

Además los bancos se les restringirán los tipos de inversiones que pueden hacer y las grandes instituciones financieras deberán contribuir a un Fondo de Rescate, que será mantenido en reserva en caso de una nueva crisis en futuro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.