Encontrados con vida periodistas mexicanos víctimas de incidente en Copala

El secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Javier Rueda Velásquez, consideró que los autores del ataque a la caravana internacional humanitaria fueron grupos sociales violentos

Autor:

Juventud Rebelde

MÉXICO, abril 30.— Con la aparición de los reporteros del semanario Contralínea, se confirma que el ataque a una caravana internacional humanitaria, en la localidad mexicana de Copala, Oaxaca, dejó el saldo de un muerto y varios heridos.

Según indicó el gobernador del estado del sureño estado de Oaxaca, Ulises Ruiz, los periodistas Érika Ramírez y David Cilia fueron encontrados y las autoridades de este territorio dieron prioridad a su búsqueda, reportó PL.

Aunque la prensa local y activistas de derechos humanos adjudican el ataque a paramilitares vinculados con la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort), el secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Javier Rueda Velásquez, consideró que se trata más bien de grupos sociales violentos.

Como resultado de la agresión a la caravana humanitaria, fallecieron la mexicana Beatriz Alberta Cariño, directora del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos, y el observador internacional de origen finlandés, Yyry Jakkola, el pasado 27 de abril.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó ayer que ese ministerio y el gobierno del Estado de Oaxaca darán todas las facilidades para la recuperación y el traslado de los restos de Jakkola a su país.

También la cancillería reiteró el compromiso del Ejecutivo federal con la promoción y protección de los derechos humanos y con las personas, organizaciones e instituciones que trabajan legítimamente con ese propósito.

Compuesta por más de 20 personas, la caravana tenía el propósito de documentar violaciones a las garantías individuales que padecen los triquis y proporcionarles alimentos y medicinas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.