British Petroleum minimiza impacto ecológico del derrame petrolero

Debido a las críticas por el desastre, renunció el primer funcionario del gobierno de Obama, Chris Oynes, director de programas de prospección de petróleo y gas del Departamento del Interior

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, mayo 18.— La British Petroleum (BP) consideró ínfimo el impacto ambiental del derrame petrolero en el Golfo de México, mientras el desastre provocó la renuncia de un alto funcionario del gobierno del presidente estadounidense, Barack Obama, dio a conocer Prensa Latina.

Revelaciones del gigante energético británico precisaron que con los avances alcanzados el fin de semana último están recuperando unos dos mil barriles diarios de crudo. Inicialmente la empresa habló de mil barriles.

Creo que el impacto medioambiental de esta catástrofe probablemente ha sido muy, muy modesto, aseguró el consejero delegado de BP, Tony Haywars, en declaraciones a la cadena Sky News.

El funcionario indicó que al término de las labores de recuperación se realizará una evaluación  medioambiental detallada, pero «lo que podemos ver en este momento sugiere que el impacto ambiental será muy, muy modesto».

Este martes también trascendió que el director de programas de prospección de petróleo y gas del Departamento del Interior, Chris Oynes, presentó su renuncia al cargo a causa de las críticas contra esa dependencia.

Medios de prensa estadounidenses criticaron, entre otras, el relajamiento de las normas para conceder permisos de prospección frente a las costas del país. La televisora CNN informó que el mandatario estadounidense creará una comisión independiente mediante una orden ejecutiva para investigar las causas de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon y la fuga de crudo a las aguas del Golfo.

Pese a que las petroleras tratan de minimizar el problema, organizaciones ecológicas sostienen que la fuga del carburante y el uso de dispersantes químicos tendrán efectos nefastos para la vida marina en el área.

Marea negra puede llegar en breve a cayos de la florida

Científicos estadounidenses señalaron que parte del petróleo vertido en el Golfo de México tras la explosión de una plataforma el pasado 20 de abril, podría llegar a los cayos de la Florida en unos pocos días.

Los modelos matemáticos indican que el crudo podría ser atrapado por la corriente principal del Golfo, conocida como la corriente rizo, resaltaron.

Si la marea negra llega a la zona afectaría el Santuario Nacional de los Cayos de Florida, donde se encuentra el tercer arrecife más grande del mundo, los manglares costeros y el parque nacional de los Everglades, agregaron.

Por otro lado, se conoció que unas 150 tortugas fueron encontradas muertas o moribundas a lo largo de la costa del Golfo de México, un número que los investigadores medioambientales consideran muy elevado para la época del año. Aun cuando en los cadáveres no se determinaron signos de contaminación por crudo, su cercanía al lugar del desastre hace pensar que si tenga relación.

La víspera, especialistas del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Submarina subrayaron que la fuga de crudo podría ser entre 25 mil y 80 mil barriles diarios, y no de cinco mil como se ha informado. Asimismo, indicaron la presencia de grandes columnas de petróleo bajo la superficie del mar, las que estarían acabando con todo el oxígeno a su alrededor.

Una de esas acumulaciones tiene una extensión de 16 kilómetros de largo por cinco de ancho, y debió originarse por los productos químicos utilizados por la compañía British Petroleum (BP) para dispersar la sustancia, manifestaron.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.