Paquistán niega acusaciones de jugar sucio en Afganistán

Las autoridades afganas, por su parte, cuestionaron la millonaria ayuda otorgada por Estados Unidos a su vecino, al que acusan de hacer muy poco por acabar con los grupos rebeldes que operan desde su territorio

Autor:

Juventud Rebelde

Paquistán intenta este miércoles de borrar el estigma que cayó sobre el país a raíz de la filtración de documentos militares estadounidense donde se afirma que sus servicios de inteligencia colaboran con los insurgentes afganos, reporta Prensa Latina.

El gobierno local niega rotundamente las revelaciones contenidas en los informes publicados el pasado fin de semana por el sitio electrónico WikiLeaks, y las califica de retorcidas e infundadas.

De acuerdo con el ministro de Información y Comunicaciones Qamar Zaman Kaira, Paquistán es la principal víctima del terrorismo a nivel mundial.

Es muy fácil para Afganistán, India o cualquier otro país culpar a los servicios de inteligencia paquistaníes cuando ocurre un acto terrorista dentro de su territorio, pero a quién debemos culpar nosotros por los constantes ataques que se producen aquí, se preguntó el funcionario, en declaraciones a la televisión local.

Nueva Delhi y Kabul fueron los primeros en reaccionar a los supuestos contactos entre agentes del ISI (Servicios Secretos paquistaníes) y el Talibán, a quienes según los informes filtrados, habrían pagado para atacar blancos afganos e indios.

La prensa india se regodeó con la noticia, mientras que el gobierno aconsejó a su enconado rival a dejar a un lado el patrocinio del terrorismo como instrumento político.

Las autoridades afganas, por su parte, cuestionaron la millonaria ayuda otorgada por Estados Unidos a su vecino, al que acusan de hacer muy poco por acabar con los grupos rebeldes que operan desde su territorio.

Al tratar de minimizar la importancia de las revelaciones hechas por WikiLeaks, el presidente Barack Obama dejó entrever también la desconfianza existente en la Casa Blanca hacia Paquistán, a cuyo gobierno exigen desde hace tiempo un mayor comprometimiento en la lucha contra los insurgentes islámicos.

Según declaró ayer el mandatario estadounidense, los datos filtrados a la prensa son conocidos por Washington, y se trabaja sobre ellos desde hace mucho tiempo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.