Sentenciados en Nueva York asesinos de inmigrante hispano

Cuatro adolescentes fueron condenados en la corte de Riverhead, en el condado neoyorquino de Suffolk, por el asesinato del ecuatoriano Marcelo Lucero

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, agosto 26.— La sentencia a siete años de prisión contra cuatro adolescentes que mataron a un inmigrante ecuatoriano en el 2008, evidencia hoy el incremento de crímenes raciales en el estado norteamericano de Nueva York, reportó PL.

Anthony Hartford, de 19 años; Christopher Overton, de 18; José Pacheco y Jordan Dasch, ambos de 19, fueron condenados la víspera en la corte de Riverhead, en el condado neoyorquino de Suffolk, por el asesinato de Marcelo Lucero.

Los encausados salían a golpear latinos hasta que el 8 de noviembre del 2008 ultimaron a Lucero en Patchogue, también en el condado de Suffolk. Tras un acuerdo con la fiscalía, se declararon culpables de asaltos en pandilla e intentos de agresión motivados por el odio racial.

Sin embargo, el abogado defensor de Hartford dijo que sus ataques fueron cometidos no por odio sino por resentimiento, para él los indocumentados no pagaban impuestos y quitaban el trabajo, reportó este jueves en su edición digital el diario La Opinión. Según el informe fiscal, Hartford había arremetido contra otros cinco hispanos y en la escuela tuvo 31 expedientes disciplinarios entre el 2006 y el 2008.

En el caso de Overton estaba en libertad condicional, porque el 2007 había robado una vivienda y matado a tiros a su propietario. Por su parte, Pacheco llevaba el récord de 31 expedientes disciplinarios por amenazar a los profesores, insultar y golpear a otros estudiantes de su centro educacional. Jordan Dasch, el conductor del vehículo en el que se desplazaban a cazar hispanos, no tenía archivo criminal.

Un mes después del asesinato de Lucero, otro ecuatoriano, José Sucuzhañay, fue ultimado en una calle de Queens por dos sujetos que la pasada semana fueron condenados a 37 años de cárcel en una corte estadounidense.

Pero actualmente el peruano Jorge Retamozo se recupera de las lesiones recibidas hace unos 15 días, cuando fue agredido con bates de béisbol por cuatro individuos desconocidos. Retamozo expresó entonces a la prensa que fue víctima de algo racial porque no le robaron, simplemente vinieron a golpearme, comenta el periódico.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.