Haití y Cuba unidas por el bloqueo, dice Norman Girvan

El escritor caribeño afirma que el propósito del bloqueo de Estados Unidos es poner a Cuba de rodillas, eliminar al líder de la Revolución cubana y derrocar su gobierno

Autor:

Juventud Rebelde

El intelectual caribeño Norman Girvan dice que el bloqueo sufrido por Haití después de declararse independiente y la extorsión de Francia que lo hizo pagar por su libertad, hizo de Haití la primera Cuba, destaca PL.

En un foro caribeño realizado antes de la votación que tendrá lugar este martes en la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el bloqueo de Estados Unidos a Cuba, Girvan hizo un paralelo entre Cuba y Haití.

Haití fue aislado al nacer, condenado al ostracismo y le fue negado el acceso al comercio, las finanzas y el desarrollo institucional por Francia con el apoyo de otras naciones esclavistas.

Los franceses levantaron el bloqueo después de 21 años, extorsionando a Haití para que pagara una "deuda de independencia", por la pérdida de sus "propiedades", que incluían a miembros del gabinete haitiano.

Estados Unidos, recuerda Girvan, retuvo el reconocimiento de Haití como nación durante 58 años. El bloqueo a Cuba tiene ya 48 años y sigue la cuenta.

El cerco a Cuba fue el castigo por la declaración de Cuba de su independencia económica de Estados Unidos, ya que luego de la ocupación norteamericana de Cuba en 1898, la isla se había convertido en virtual colonia norteamericana.

El propósito del bloqueo, afirmó Girvan, era poner a Cuba de rodillas. Su propósito era eliminar al líder de la Revolución cubana y derrocar su gobierno.

Los estadounidenses estaban seguros que dominarían la situación, Después de todo, ¿no habían derrocado a Mossadegh en Irán en 1952 y a Arbenz en Guatemala en 1954?

Ellos no contaron con la voluntad de los cubanos de resistir. Los cubanos creen que es mejor morir de pie que vivir de rodillas, afirma Girvan.

Después de pasar revista a los índices de salud, esperanza de vida y educación ostentados por Cuba, el académico caribeño afirma que el éxito del desafío mina las bases del mito imperial de la invencibilidad. Según ellos, a Cuba hay que hacerla pagar un alto precio para enseñar la lección a los otros potenciales rebeldes. Como a Haití en el siglo XIX.

Hay muchas voces en Estados Unidos que se oponen al bloqueo. Hay intereses comerciales también que quieren exportar e invertir en Cuba. Es inclusive lógico que sea apoyado por la mayoría del pueblo estadounidense, incluyendo la mayoría de los cubano-americanos como sugieren muchas encuestas.

El alcance extraterritorial del bloqueo es indecente, ilegal e inaceptable, afirma Girvan y puso ejemplos de cómo el cerco entorpece e impide el comercio de la Comunidad Caribeña con Cuba.

Es en última instancia la presión del pueblo norteamericano y de los intereses comerciales de ese país que llevarán a levantar el bloqueo. El cerco será levantado cuando los costos políticos y económicos para Estados Unidos y su estructura de poder excedan los beneficios.

Esto solo se puede ayudar mediante una condena internacional generalizada.

El profesor de la Universidad de las Indias Occidentales en Trinidad y Tobago dice que los programas de cooperación internacionalista desarrollados por Cuba se han realizado a pesar del bloqueo, pidiendo nada a cambio excepto como no sea difundir la información sobre el bloqueo.

Cuba merece nuestra solidaridad, dice Norman Girvan.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.