Revelaciones de Wikileaks impactan en la ONU

Reclaman al gobierno norteamericano la apertura de una investigación sobre la utilización de la tortura y el maltrato a los detenidos en Iraq

Autor:

Juventud Rebelde

Las revelaciones sobre torturas, maltratos y muertes de civiles en Iraq de militares estadounidenses, integran hoy un nuevo expediente bajo la atención de Naciones Unidas, destaca PL.

Las denuncias en ese sentido y la demanda de respuestas a los responsables crecen a partir de la difusión en el sitio Wikileaks de 400 mil archivos secretos del Departamento de Defensa estadounidense sobre la guerra en el país asiático.

Los actos de esa clase documentados por esa fuente suman 109 mil entre 2003 y 2009 y el 63 por ciento de ellos contra civiles.

Dos de las reacciones iniciales de la ONU al respecto provinieron de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navy Pillay, y del relator especial contra la tortura y otros tratos crueles o inhumanos, Manfred Nowak.

La primera reclamó al gobierno norteamericano la apertura de una investigación sobre la utilización de la tortura y el maltrato a los detenidos en Iraq.

Pillay mencionó los informes revelados por Wikileaks, según los cuales Estados Unidos conocía de la aplicación de esos métodos en territorio iraquí y, a pesar de eso, transfirió a las fuerzas de ese país a miles de personas que estaban bajo su custodia.

La funcionaria exigió a Washington y Bagdad que respondan a las acusaciones y enjuicien a los responsables de las ejecuciones sumarias e ilegales, tortura y otras violaciones graves de los derechos humanos denunciadas en los documentos hasta ahora secretos.

Por su parte, Nowak acusó a las autoridades norteamericanas de violar la Convención contra la tortura al no investigar las denuncias sobre este tipo de prácticas por sus fuerzas de seguridad en Iraq.

El experto sostuvo que Estados Unidos tiene que realizar investigaciones independientes de las denuncias de tortura o sospechas de ellas, juzgar a los responsables e indemnizar a las víctimas.

Los documentos de Wikileaks confirman que la brutalidad y la tortura fueron una práctica regular por parte de las fuerzas iraquíes y de las milicias irregulares, apuntó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.