Estudiantes saharauis exigen justicia

Jóvenes del Sahara Occidental en la Isla de la Juventud suman sus voces para condenar los hechos del 8 de noviembre en El Aaiún

Autor:

Roberto Díaz Martorell

NUEVA GERONA, Isla de la Juventud.— Estudiantes saharauis que se forman en la Isla de la Juventud alzaron sus voces para condenar  los continuos y crueles atropellos contra su país, sumido una vez más en tensiones por hacer valer el legítimo derecho a la soberanía sobre su territorio y la autodeterminación.

Jadad Ahmed, joven saharaui de 20 años, recordó los más de 35 años de represión, agresión y torturas por parte del genocida reino de Marruecos, hechos que conoce y rechaza la mayoría de la comunidad internacional como una muestra palpable de la violación de los derechos humanos.

«¡Basta ya!, decimos los hijos de esa tierra que nos preparamos en Cuba y en cualquier rincón de este mundo. ¡Exigimos justicia!», expresó con indignación Jadad, al tiempo que ratificó la disposición de los jóvenes de vivir libres e independientes o de convertir sus ciudades en cementerios de mártires por la nación árabe saharaui.

Por su parte, Julio César Sánchez, funcionario de la sede municipal del ICAP, elogió la persistencia del pueblo saharaui por aferrarse a su cultura, defender la identidad y no aceptar la esclavitud.

Durante el encuentro, estudiantes y asistentes dedicaron un minuto de silencio en memoria de Elgarhin Nayem, niño de 14 años asesinado por las fuerzas marroquíes; recordaron el hecho del pasado 8 de noviembre, cuando unidades militares y policiales marroquíes desmantelaron por la fuerza el campamento de Adaym Izik, en las afueras de El Aaiún, donde más de 20 000 saharauis protestaban por sus malas condiciones de vida.

Mirtha Millán Nieves, diputada a la Asamblea Nacional por este municipio especial, leyó la declaración del Parlamento cubano que condena la cobarde agresión de Marruecos y reclama a la ONU investigar con profundidad la realidad de lo ocurrido en El Aaiún, capital de la República Árabe Saharaui Democrática.

Jadad Ahmed se pregunta cuándo se aplicarán realmente las resoluciones de la ONU para que el Frente Polisario no siga sumando muertos, heridos y personas desaparecidas, porque siguen ignorando la justicia y violando cada vez con mayor brutalidad los derechos humanos.

Ascienden a decenas los muertos

Decenas de muertos, más de 4 500 heridos y de 2 000 detenidos causó el asalto marroquí al campamento saharaui cerca de El Aaiún el 8 de noviembre, informó este viernes el Frente Polisario.

En un comunicado se precisa que la protesta por las insoportables condiciones de vida en el territorio ocupado se extendió a Smara, la otra ciudad importante del Sahara Occidental.

Más de 2 000 personas fueron arrestadas, aseguró el mensaje  del Frente Popular de Liberación de Saguía al Hamra y Río de Oro (Polisario) difundido en Argel, y según el cual «el ejército, las fuerzas auxiliares y las unidades de policía siguen atacando a los ciudadanos saharauis y llevan a cabo numerosas detenciones.

La organización calificó de desmantelamiento criminal el ejecutado contra el campamento de Adaym Izik, y que persisten los secuestros ejecutados por la policía en los barrios de Skeikima, Bucraa y Mattalla.

El Gobierno de Venezuela pidió este viernes el cese de la violencia contra la población saharaui, en un comunicado en el que expresa su preocupación y rechazo a los «violentos acontecimientos ocurridos tras la entrada de las fuerzas de represión marroquíes en el campamento de Adaym Izik, reportó DPA.

Venezuela «demanda el cese de la violencia contra la población saharaui, invocando los mecanismos de resolución de conflictos por la vía pacífica», señaló.

Alegó que su pronunciamiento se basa en los principios de «soberanía, autodeterminación de los pueblos y respeto a los derechos humanos».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.