Estados Unidos alentó sabotajes en Irán

Revela Wikileaks acciones encubiertas de Washington, Berlín y Tel Aviv

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES, enero 19.— El Gobierno de EE.UU. alentó la política de sabotajes encubiertos, que incluye la piratería informática, para atacar las centrales nucleares de Irán, según cables diplomáticos secretos revelados por el sitio Wikileaks, reportó PL.

La estrategia, compartida por Alemania e Israel, consiste en utilizar «tanques pensantes» en operaciones encubiertas, dirigidas, en primer lugar, contra las instalaciones nucleares iraníes, destaca el periódico británico The Guardian a partir de los mensajes filtrados y originados en la embajada norteamericana en Berlín.

Uno de los cables confidenciales remitido en enero de 2010 por la sede diplomática norteamericana refiere la recomendación del director del Instituto para la Seguridad y Asuntos Internacionales, Volker Perthes, de que tales operaciones serían más eficaces que un ataque militar, a fin de neutralizar lo que calificó de ambiciones nucleares de Teherán.

El pasado año, las autoridades iraníes identificaron el gusano informático Stuxnet como el responsable de un ataque cibernético contra la planta de Natanz, que afectó el programa durante varios meses, recuerda The Guardian. El cotidiano The New York Times relacionó el Stuxnet con una operación conjunta estadounidense-israelí, agrega la fuente londinense.

Un despacho anterior del embajador Philip Murphy desde Berlín dejaba en claro que políticos y funcionarios de la Casa Blanca, incluida la entonces secretaria de Estado, Condoleezza Rice, habían tomado nota del consejo de Perthes, experto sobre Irán.

Según Perthes, algunos países occidentales se preparaban para frenar el programa nuclear iraní con actos de sabotaje o ataques informáticos, unidos a férreas sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea.

En un cable de enero de 2010, diplomáticos estadounidenses informaron que Alemania estaba dispuesta a apoyar las represalias contra Teherán, y se aludía al interés alemán por las medidas, cuyos objetivos serían los líderes de la Guardia Revolucionaria y sectores como el transporte aéreo y marítimo, la banca y el gas.

The Guardian señala que el ex presidente estadounidense George W. Bush aprobó en 2009 un desembolso de 300 millones de dólares para proyectos conjuntos encubiertos contra la nación persa, lo cual incluiría el ciberataque de Stuxnet y el asesinato de dos científicos iraníes en 2010, atribuidos a Israel.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.