Gobierno puertorriqueño se resiste a retirar policía de universidad - Internacionales

Gobierno puertorriqueño se resiste a retirar policía de universidad

Miles de puertorriqueños tomaron las calles de Río Piedras este fin de semana para reclamar la inmediata salida de los agentes, que han sido acusados de torturar a estudiantes arrestados y de acosar sexualmente a las universitarias

Autor:

Juventud Rebelde

San Juan, 13 de febrero._ El gobierno puertorriqueño se resiste este domingo a retirar a la policía de la Universidad de Puerto Rico (UPR), pese al reclamo de miles de personas que tomaron las calles del sector estudiantil de Río Piedras, destacó PL.

La presidenta de la Junta de Síndicos de la UPR, Ygrí Rivera, aseguró que la policía seguirá en la universidad estatal todo el tiempo que sea necesario.

Rivera aprovechó para emprenderla contra el dimitente presidente José Ramón de la Torre, quien reclamó la salida de la policía de la institución académica del Estado.

Las expresiones de Rivera tuvieron eco en el presidente interino José A. Lasalde, quien dijo a los periodistas que la policía debe permanecer (en la UPR) hasta que todas las partes lleguen a un acuerdo.

Pese a que Lasalde desea mantenerse en el cargo, se ha mencionado al rector del recinto de Mayagüez, Miguel Muñoz, como potencial sustituto de De la Torre, quien renunció el viernes por razones personales.

Esa dimisión emergió luego de que el jefe de la policía, José Figueroa Sancha, hiciera caso omiso a una carta de Muñoz pidiendo la desocupación de la alta casa de estudios.

Mientras, miles de puertorriqueños tomaron el sábado las calles de Río Piedras para reclamar la inmediata salida de los agentes, que han sido acusados de torturar a estudiantes arrestados y de acosar sexualmente a las universitarias.

No podemos estudiar en un campus tomado militarmente, con el acoso permanente de la policía y su viciosa represión, dijo a Prensa Latina una joven manifestante.

Los participantes en la protesta llevaban carteles en rechazo a la presencia policial en el recinto, respuesta del gobernante Luis Fortuño a la lucha estudiantil en contra de una cuota especial de 800 dólares que desembocó el año pasado en una huelga de 60 días.

Esa cuota especial que encarece los estudios responde, según las autoridades, a la necesidad de paliar el déficit de 240 millones de dólares que tiene la UPR debido a la desacertada administración de sus recursos.

La UPR está parcialmente paralizada por los estudiantes, sometidos frecuentemente a la represión policial.

Muchos universitarios han sido encausados en los tribunales por obstrucción a la justicia, debido a que han resistido los arrestos.

Diversos organismos han denunciado la violación de los derechos civiles a los estudiantes y los actos de tortura cuando ocurren arrestos.

Para mañana está previsto que el consejo ejecutivo de la Junta de Síndicos de la UPR pase revista a la situación para designar un presidente interino por más tiempo o comenzar las consultas para el nombramiento de uno en propiedad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.