Resalta Daniel Ortega papel del ejército en sociedad nicaragüense

El mandatario se refirió a las diferentes misiones que cumple el Ejército de Nicaragua, tras recibir la víspera la Memoria Anual 2010, un amplio resumen de las misiones desarrolladas por la institución militar durante el pasado año

Autor:

Juventud Rebelde

MANAGUA, febrero 17.— El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, destacó el papel que desempeñan las fuerzas armadas en el país y resaltó que sus oficiales y soldados ponen en riesgo sus vidas por mantener la seguridad del pueblo nicaragüense.

El mandatario se refirió a las diferentes misiones que cumple el Ejército de Nicaragua, tras recibir la víspera la Memoria Anual 2010 de manos del general Julio César Avilés Castillo, comandante en jefe del cuerpo castrense.

«Esta memoria de labores recoge el esfuerzo de todos los que conformamos el Ejército de Nicaragua, todos tenemos ante estos logros un sentimiento común: la satisfacción de cumplirle a la Patria», manifestó el general Avilés.

En la Memoria se expone un amplio resumen de las misiones desarrolladas por la institución militar durante el pasado año, con resultados que el propio Avilés calificó de muy positivos.

El alto jefe militar mencionó, entre otras, el importante apoyo brindado por efectivos del ejército en las labores de evacuación y traslado de la población durante las intensas lluvias del pasado año y el incesante enfrentamiento a las bandas de narcotraficantes y el crimen organizado.

A este último aspecto se refirió el mandatario durante un discurso pronunciado ante más de medio centenar de oficiales, tras recibir la Memoria 2010.

El narcotráfico es una actividad que atenta no sólo contra las instituciones del Estado y la seguridad de los pueblos, sino también contra la integridad y la soberanía nacional, afirmó Ortega, y aseguró que Nicaragua es un muro de contención frente a esas acciones delictivas, que está sufriendo presiones gigantescas.

Rememoró los días iniciales de la institución castrense, cuando se llamaba Ejército Popular Sandinista, y la entrevista que sostuvo en septiembre de 1979 en Washington con el entonces presidente estadounidense James Carter, a quien —dijo— le solicitó apoyo para dotar de armas más modernas a esa fuerza militar

Ortega relató que Estados Unidos, que había armado a la Guardia nacional somocista, rehusó entonces vender armas al gobierno sandinista tras la victoria revolucionaria.

Eso nos enseñó que las relaciones con la comunidad internacional no pueden basarse en la dependencia de un solo país y tienen que diversificarse, expresó el mandatario.

Nicaragua no es una potencia militar, sino una moral que ha servido de ejemplo a otros pueblos, dijo al líder sandinista, y aseguró que el ejército se ha consolidado como parte de la realidad del país y goza del respeto de los nicaragüenses.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.