Aprueba Consejo de Seguridad sanciones contra Libia

Manifestantes marchan en apoyo a Al-Gaddafi y hay calma en Trípoli. Continúan las protestas en Egipto

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, febrero 26.— El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este sábado, por unanimidad, una resolución que impone sanciones contra el Gobierno de Muammar al-Gaddafi y 22 de sus colaboradores más cercanos, reportó DPA, luego de una dilatada sesión.

La resolución fue adoptada por los 15 miembros del máximo organismo de Naciones Unidas invocando el Capítulo siete de la Carta de la ONU, que permite el uso de la fuerza para aplicar las medidas enunciadas, y llama a las autoridades libias a facilitar el monitoreo internacional de su cumplimiento.

En medio de las noticias confusas y manipuladas que, se ha denunciado, se propalan en torno a lo que acontece en el país, el texto exige a sus autoridades el «inmediato fin de la violencia y medidas para cumplir con las demandas legítimas de la población».

Según comentó DPA, el Capítulo siete de la Carta ha sido usado para desplegar misiones de «pacificación» y realizar operaciones militares en Iraq y Somalia.

El texto también autoriza a que el Tribunal Penal Internacional (TPI), con sede en La Haya, abra una investigación sobre presuntas violaciones de derechos humanos en las que habría incurrido el líder libio. Según trascendió por fuentes de la ONU, China y otros países estaban renuentes a incluir la referencia al TPI, pero se habría llegado a un compromiso para mantenerla siempre que no se implemente de inmediato, abundó el despacho.

Las sanciones incluyen desde la congelación de bienes y la prohibición de viajar a Muammar al-Gaddafi y sus familiares hasta el embargo de armas, por lo cual la ONU tomará recaudo para «evitar el suministro directo o indirecto, venta o transferencia» de material bélico de todo tipo.

La resolución fue preparada por Francia y Gran Bretaña con el respaldo de EE.UU. y Alemania, dijeron despachos de prensa, y fue aprobada solo 24 horas después de que Washington anunciara sanciones unilaterales.

Mientras, desde Trípoli, los enviados especiales de Telesur dieron cuenta de nuevas manifestaciones este sábado de apoyo a Al-Gaddafi en la capital, que se mantenía en calma, al tiempo que otras ciudades se reportaban «bajo el control» de los opositores. No hubo informes sobre enfrentamientos o víctimas.

Un denominado gobierno provisional se habría anunciado en Bengasi, en la zona oriental del país, por el ex ministro de Justicia, Mustafa Mohamed Abud Ajleil, dijo Reuters.

Mientras, desde Venezuela, el presidente Hugo Chávez lamentó la situación que atraviesa la nación norteafricana y denunció la manipulación mediática y la doble moral de la comunidad internacional.

«Los que condenan de inmediato a Libia hacen mutis con los bombardeos del Estado de Israel sobre Faluja, y los miles y miles de muertos incluyendo niños, mujeres, familias enteras; se quedan callados con el bombardeo y las masacres en Iraq, en Afganistán; no tienen moral entonces para condenar a nadie», expresó Chávez, quien agregó «condenamos la violencia, el imperialismo, el intervencionismo».

También el presidente nicaragüense Daniel Ortega denunció que Libia y su Gobierno están siendo víctimas de una «arremetida mediática feroz», en el marco de una lucha por apoderarse de sus enormes riquezas petroleras.

A tono con la tradicional postura de EE.UU., la secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo este sábado que el pueblo de Libia había «hablado» y que «Gaddafi debería irse».

Por otra parte, en Egipto, soldados del Ejército dispersaron por la fuerza y con acciones intimidatorias a manifestantes concentrados en la plaza Tahrir de El Cairo, según denunciaron activistas del movimiento juvenil que derrocó a Hosni Mubarak.

Los efectivos de las Fuerzas Armadas hicieron disparos al aire con balas reales, utilizaron fusiles de descargas eléctricas (táser) y bastones para desalojar la emblemática zona capitalina donde, desde las primeras horas del viernes, inició la manifestación pacífica.

«Acabó la luna de miel supuesta entre la población civil egipcia y lo militares, que agredieron con fuerza», dijo a PL Ashraf El-Helaly, al describir la actitud violenta de los uniformados, que habían mostrado contención durante los 18 días de protestas contra Mubarak.

El joven relató que varias decenas de soldados entraron a la plaza, que habitualmente vigilan desde las calles de acceso, dispararon a las farolas y arremetieron contra quienes seguían hasta altas horas de la noche exigiendo la renuncia del primer ministro, Ahmed Shafiq.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.