Endurece Japón supervisión radiactiva en alimentos marítimos

Los controles sanitarios se aplicarán a los alimentos marítimos básicos en la dieta de la población japonesa como diversas variedades de pescado, almejas, algas y otros mariscos consumidos por la población japonesa

Autor:

Juventud Rebelde

El Gobierno japonés ordenó este martes endurecer las medidas de control y supervisión radiactiva en alimentos marítimos, ante el vertido de material de la dañada central nuclear de Fukushima en aguas del Océano Pacífico, reportó Notimex.

Los controles sanitarios se aplicarán a los alimentos marítimos básicos en la dieta de la población japonesa como diversas variedades de pescado, almejas, algas y otros mariscos consumidos comúnmente por la población japonesa.

La medida fue adoptada por el ministerio japonés de Agricultura, Silvicultura y Pesca, después que la empresa Tokyo Electric Power Co. (TEPCO), operadora de la central nuclear de Fukushima, vertió materiales radiactivos en el mar.

Las inspecciones se llevarán a cabo en cooperación con los gobiernos de las prefecturas de Fukushima y las vecinas de Ibaraki y de Chiba, cuyas costas podrían resultar también afectadas por el vertido radiactivo, según un reporte de la agencia informativa Kyodo.

Conforme a los límites establecidos por el ministerio, algunos ejemplares de pescado como la anguila de arena —producto básico para los japoneses— resultaron positivo durante un test.

La decisión de endurecer las medidas de control se dieron a conocer luego que la empresa TEPCO confirmó que el de yodo radiactivo en aguas marinas próximas a la central de Fukushima es 7.5 millones de veces superior al límite legal permitido.

En una conferencia de prensa, el secretario en jefe del gabinete japonés Yukio Edano, aseguró que se han detectado niveles elevados de yodo radiactivo en muestras tomadas en diversas zonas aledañas a la planta, sin embargo afirmó que siguen siendo inocuas para la salud.

El funcionario dijo que Japón ha anunciado la fuga de sustancias radiactivas que están siendo vertidas al mar, de conformidad con lo establecido en la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar.

Edano adelantó que además de los controles sanitarios en productos procedentes del mar, las autoridades también prevén aplicar medidas de seguridad similares para diversas verduras, principalmente en las prefecturas cercanas a la planta de Fukushima.

Asimismo, las autoridades japonesas anunciaron la entrega de ayudas económicas por más de 900 000 yenes (unos 12 500 dólares) a las empresas que contraten a personas mayores y con discapacidad afectados por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo pasado.

La iniciativa forma parte de un amplio programa para fomentar la creación de empleos en las prefecturas de Iwate, Miyagi y Fukuskima, las más afectadas por el sismo, que según cifras oficiales ha dejado 12 431 muertos y 15 153 desaparecidos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.