Dilma Rousseff inauguró en Beijing Diálogo de Alto Nivel Brasil-China sobre tecnología - Internacionales

Dilma Rousseff inauguró en Beijing Diálogo de Alto Nivel Brasil-China sobre tecnología

La presidenta brasileña propuso un nuevo modelo de relación comercial con el país asiático, basado en la cooperación tecnológica y en el intercambio de productos de alto valor agregado

Autor:

Juventud Rebelde

El Diálogo de Alto Nivel Brasil-China sobre Ciencia, Tecnología e Innovación fue inaugurado este martes en Beijing, la capital china, por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, quien el pasado lunes comenzó su primera visita oficial a la nación asiática con miras a fortalecer la relación y la cooperación bilaterales, informa Telesur.

Rousseff procedió a la inauguración del encuentro antes de reunirse con el presidente chino, Hu Jintao, en el Gran Palacio del Pueblo de la capital del país asiático.

La presidenta brasileña propuso un nuevo modelo de relación comercial con China, basado en la cooperación tecnológica y en el intercambio de productos de alto valor agregado.

«Brasil quiere inaugurar una nueva etapa en estas relaciones, un salto cualitativo en el modelo que tuvimos hasta ahora» y que le ha permitido a los dos países pasar de unos intercambios comerciales de dos mil 300 millones de dólares en el 2000 a 56 mil 400 millones en 2010, y que en el primer trimestre de este año ha seguido creciendo exponencialmente», dijo la mandataria, en visita oficial al país asiático.

Por su parte, el ministro chino de Ciencia y Tecnología, Wan Gang, dijo que en los últimos años ambas naciones han profundizado sus nexos bilaterales, y su colaboración en la tecnología espacial se ha convertido en un ejemplo para la cooperación Sur-Sur.

«Con una base sólida y amplias perspectivas de cooperación bilateral, la promoción de los lazos entre China y Brasil en ciencia y tecnología se ajusta a los intereses fundamentales de los dos pueblos·, aseguró Wan, quien también es vicepresidente del Comité Nacional de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, máximo órgano asesor político del país.

La jefa de Estado brasileña, cuyo viaje está marcado por la voluntad de exportar más productos elaborados a China y no solo materias primas, se reunió también antes de la ceremonia oficial de bienvenida con el presidente de la compañía tecnológica Foxcom, Terry Gou.

Foxconn, el mayor productor del mundo en componentes electrónicos se fundó en Taiwán en 1974, se instaló en la ciudad industrial Shenzhen (sur) en 1988, cuenta con 900 mil empleados en todo el mundo y sirve a los principales clientes del sector tecnológico.

La primera visita bilateral de Rousseff a China, a la que seguirá su viaje a la cumbre del BRICS (Brasil, China, India, Rusia y África del Sur), se centra en el objetivo de fortalecer relaciones comerciales y económicas, pues los vínculos políticos con China atraviesan un buen momento.

Según fuentes brasileñas, además de en satélites de comunicaciones, lo más significativo en la cooperación en el sector en los últimos años, fue la creación del Centro China-Brasil de Cambio Climático y Tecnologías Innovadoras en Energía en la Universidad Tsinghua de Beijing vinculado a la Federal de Río.

El Centro permite también desarrollar proyectos bilaterales en energía eólica y biodiesel con la Academia de Ciencias de China.

China es ya el primer socio comercial de Brasil y gran inversor en el país suramericano (30 mil millones de dólares en 2010), principalmente en minerales, petróleo, soja y telecomunicaciones.

En 2010 hubo acuerdos de adquisición con el Grupo EEX por empresas estatales chinas, como la Wuhan Iron Steel (Wisco), para instalar una planta siderúrgica por tres mil 500 millones de dólares, derechos de exploración de hierro en Morro de Santana por cinco mil millones de dólares, y por 400 millones de dólares, en Serra Azul.

Brasil es uno de los principales graneros del mundo y líder en la exportación de soja (17 mil 115 millones de dólares en 2010 a China), café, o carne, cuyo mercado desea abrir en China cuanto antes ya que Beijing aprobó ya 9 frigoríficos brasileños.

Según datos oficiales, casi el 8 por ciento de la inversión china en Brasil en 2010 fue para comprar tierras agrícolas, sobre todo de granos y cereales para exportar al gigante asiático.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.