Denuncia Cuba agresión radioeléctrica

Demanda nuevo orden de la información y las comunicaciones

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, abril 27.— Cuba consideró impostergable el establecimiento de un nuevo orden mundial de la información y las comunicaciones, y denunció la agresión radioelectrónica que sufre por la política de hostilidad y bloqueo de Estados Unidos.

No se puede hablar seriamente de una sociedad global informada y participativa, sin garantizar primero un mundo libre de hambre, incultura, insalubridad y exclusión, dijo el representante permanente alterno de Cuba ante la ONU, Rodolfo Benítez, reportó PL.

El diplomático intervino este miércoles en el debate del Comité de Información de la Asamblea General y advirtió contra el crecimiento de la brecha tecnológica que afecta a los países del Sur.

Entre otras cifras, indicó que casi el 63 por ciento de los internautas conectados vive en los países industrializados, que son propietarios de las tres cuartas partes de la infraestructura de Internet. Esas naciones, además, controlan la industria del hardware, del software y la producción de los contenidos.

Benítez alertó que más del 90 por ciento de las noticias que circulan en el mundo provienen de un grupo reducido de empresas transnacionales, que tergiversan o silencian los logros de los países del Sur. La mentira, denunció, se vuelve práctica cotidiana.

Frente a esa situación, el representante de Cuba insistió en implantar un nuevo orden mundial de la información y las comunicaciones y la articulación de proyectos multinacionales a nivel regional e internacional, contexto en el que citó la experiencia del canal Telesur.

Más adelante, Benítez reiteró las denuncias de su país a la agresión radioelectrónica (radio y televisión) que sufre Cuba como parte de la política hostil de Estados Unidos.

Explicó que hacia la Isla se transmite una programación radial y televisiva que fabrica la mentira con premeditación e incita al derrocamiento del orden constitucional establecido por el pueblo cubano.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones ratificó que esas transmisiones de EE.UU. provocan una interferencia perjudicial a las estaciones cubanas e instó a eliminarlas, «pero la agresión se mantiene», afirmó.

Precisó que varias de esas emisoras pertenecen o prestan sus servicios a organizaciones vinculadas con conocidos elementos terroristas que residen en territorio norteamericano y desde allí actúan contra Cuba, con el consentimiento de sus autoridades.

Benítez denunció que el Congreso de Estados Unidos aprueba cada año un presupuesto de más de 30 millones de dólares de fondos federales para ese tipo de acciones contra la Isla.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.