Incendio en mayor gasoducto egipcio con Israel, sospechan atentado

El fuego se generó este miércoles por una deflagración en el gasoducto de Al-Sabil, situado al sur de la ciudad de Al-Arish, capital de la provincia del Sinaí Norte, apenas a unos 50 kilómetros de la frontera con Israel

Autor:

Prensa Latina

Una explosión, presuntamente provocada por un ataque, desató un incendio de grandes proporciones en la principal estación del Sinaí, mediante la cual Egipto vende gas natural a Israel y Jordania, informaron este miércoles fuentes oficiales.

El fuego se generó este miércoles por una deflagración en el gasoducto de Al-Sabil, situado al sur de la ciudad de Al-Arish, capital de la provincia del Sinaí Norte, apenas a unos 50 kilómetros de la frontera con Israel, precisó la agencia estatal de noticias MENA.

Según residentes contactados vía telefónica por Prensa Latina, numerosas personas abandonaron sus viviendas en inmediaciones de la conductora de gas natural por temor a que las llamas se extendieran y las consumieran, pero hasta ahora no se conoce de víctimas humanas.

Las autoridades cerraron la principal fuente de provisión de gas natural que abastece al referido ducto para facilitar a los bomberos la labor de extinguir el incendio, que desató altas llamaradas.

Medios locales egipcios recordaron que la terminal suministra gas a Jordania e Israel y fuentes de seguridad acusaron a "saboteadores" de provocar la explosión, precisamente en momentos en que una encuesta foránea ilustró un mayoritario sentimiento popular antisionista.

«Una banda de desconocidos armados atacó la tubería de gas cerca de la ciudad de Al-Arish», afirmó una fuente de seguridad no identificada por la prensa egipcia, al reforzar la tesis de que fue un atentado similar al del pasado 5 de febrero.

En aquella fecha, en plenas protestas populares para derrocar al entonces presidente egipcio Hosni Mubarak, se reportó una explosión en otra sección de la misma conductora que obligó a interrumpir la exportación de gas a los clientes israelíes y jordanos.

La compañía estatal de Egipto atribuyó el incidente a una fuga de gas, pero los servicios de seguridad sospecharon que se trató de un sabotaje, tomando en cuenta que en julio de 2010 ya hubo un intento fallido de tribus beduinas del Sinaí de hacer explotar la tubería.

El martes el periódico progubernamental Ahram Online difundió los resultados de una encuesta realizada por el centro estadounidense de investigaciones Pew, según la cual el 54 por ciento de los egipcios se opone al tratado de paz firmado con Israel en 1979.

De acuerdo con el sondeo, muchos egipcios ven la paz con el Estado sionista como uno de los aspectos negativos de la era Mubarak por su "claro favoritismo" a Tel Aviv en sus acciones económicas, políticas y de seguridad, incluso en detrimento de los palestinos de Gaza.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.