Analiza la OEA retorno de Honduras con asignaturas pendientes

«El Estado hondureño aún tiene serias deudas con la institucionalidad democrática, el Estado de derecho y los derechos humanos», señalo el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño

Autor:

Juventud Rebelde

La Organización de Estados Americanos (OEA) decidirá este miércoles sobre el retorno de Honduras a su seno, cuando aún viven sin castigo los autores del golpe de Estado contra el presidente José Manuel Zelaya, informa PL.

El foro regional convocó una Asamblea General a nivel de cancilleres para abordar la reincorporación tras el Acuerdo para la Reconciliación Nacional y la Consolidación del Sistema Democrático en la República de Honduras.

El avance fue alcanzado entre actual presidente, Porfirio Lobo, y su antecesor en el cargo, Manuel Zelaya, en Cartagena, Colombia, hace una semana.

Ese pacto aparentemente creó las condiciones para el regreso de la nación centroamericana a la OEA y su reinserción en los mecanismos regionales de integración, de los cuales Tegucigalpa fue expulsada tras la asonada militar del 28 de junio de 2009.

Pero al optimismo expresado por Lobo sobre «un consenso bastante grande de diferentes países» para la admisión, se oponen declaraciones del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien anticipó hace una semana que no apoya el retorno.

El mandatario ecuatoriano enfatizó que aún no hay castigo contra los golpistas, en su opinión, un requisito indispensable para la vuelta a la normalidad.

Por otra parte, la situación de los derechos humanos en el país se mantiene como una asignatura pendiente de las actuales autoridades, distantes aún de castigar a los responsables del golpe de Estado.

Al respecto, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, señaló en una carta a la organización que «el Estado hondureño aún tiene serias deudas con la institucionalidad democrática, el Estado de derecho y los derechos humanos».

Un grupo de 87 congresistas demócratas solicitaron la víspera a la secretaria de Estado Hillary Clinton suspender la ayuda a las fuerzas armadas y policía hondureñas debido a la débil protección que brindan a los derechos humanos.

Exigieron a Clinton la adopción de medidas efectivas para proteger a periodistas y defensores de derechos humanos y apoye el Estado de derecho al enjuiciar a los autores intelectuales y materiales del derrocamiento del presidente Zelaya.

Según organizaciones opositoras hondureñas, en 2010 fueron asesinados 10 periodistas y ocurrieron otros 36 crímenes por motivaciones políticas.

Aunque sin un consenso, se espera el reingreso hondureño a la OEA, lo que le permitiría estar presente en la 41 Asamblea General a celebrarse del 5 al 7 de junio en El Salvador.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.