Policía dispersa a los «indignados» en Madrid

Realizaron protestas pacíficas, caceroladas y otros actos en numerosas plazas españolas, en rechazo a la investidura de los alcaldes electos

 

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, junio 11.— La policía dispersó este sábado a cientos de integrantes del movimiento del 15-M que protestaban ante la antigua sede del Ayuntamiento de Madrid, donde se celebraba la investidura del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón.

Los integrantes del también conocido como movimiento de los «indignados», que nació de manera espontánea en las redes sociales de Internet para reclamar una «democracia real», realizaron este sábado protestas pacíficas, caceroladas y otros actos en numerosas plazas españolas, en rechazo a la investidura de los alcaldes electos en los comicios municipales del pasado 22 de mayo, reportó PL.

En Madrid, epicentro de esta inédita plataforma social contra la clase política, cientos de personas se concentraron en los alrededores de la Plaza de la Villa para repudiar al reelecto alcalde capitalino del conservador Partido Popular (PP).

Custodiados por las fuerzas del orden, los manifestantes simularon un entierro de la democracia, en el que no faltaron ataúd, falsos sacerdotes y llantos, y corearon consignas contra la clase dirigente en general y contra Ruiz-Gallardón en particular.

Agentes de la policía nacional y municipal desalojaron a un grupo de «indignados» que se agruparon frente a la sede del Ayuntamiento madrileño mientras el edil de centroderecha tomaba posesión del cargo, de acuerdo con diversas versiones periodísticas.

Medio centenar de gendarmes despejaron la salida del aparcamiento del cabildo, donde cientos de personas realizaron una sentada para impedir que los vehículos de los flamantes regidores abandonaran la sede del consistorio.

A su salida, los autos oficiales fueron recibidos por los concentrados con gritos de «Ladrones», «Fuera corruptos del ayuntamiento», «Que no, que no, que no nos representan» o «Esta crisis no la pagamos».

Las movilizaciones del 15-M durante la investidura de los nuevos ediles en más de medio centenar de alcaldías no han estado exentas de incidentes.

En la ciudad de Salamanca (Castilla y León), los acampados en la Plaza de la Constitución denunciaron haber sido víctimas de la represión policial, cuando el viernes en la noche increparon de manera pacífica al alcalde de esa ciudad, Julián Lanzarote, también del PP.

Una fotografía difundida en Facebook mostró a una muchacha con el rostro ensangrentado y con la nariz hinchada, como consecuencia de los golpes propinados por los agentes durante el altercado, que dejó al menos cinco heridos más, aseveró el despacho.

Los integrantes de esta plataforma contra el sistema político y económico imperante, bautizada también como la Spanish revolution, instalaron acampadas en las principales urbes del país ibérico, con epicentro en la emblemática Puerta del Sol de la capital.

Los cuatro puntos consensuados que pide el 15-M son una reforma electoral más representativa y proporcional; la lucha contra la corrupción; la separación de los poderes públicos, y la creación de mecanismos de control ciudadano sobre los políticos, recordó Reuters.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.