Helicópteros de la OTAN aterrizaron en Libia luego de que bombardeos hirieran a rebeldes

En los bombardeos resultaron heridos 16 rebeldes que fueron trasladados con lesiones de distinto nivel de gravedad a hospitales en Benghazi

 

Autor:

Juventud Rebelde

El fuego de aeronaves de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hirió a 16 rebeldes libios en medio de un confuso bombardeo cerca de la ciudad de Ajdabiyah (este), según informó este viernes la propia insurgencia del país del norte de África, informa Telesur.

Mientras los rebeldes libios hacían este anuncio, agencias internacionales difundieron imágenes en las que se observaron helicópteros de combate franceses en la ciudad de Benghazi, también en el este de Libia.

El portavoz de los rebeldes, Farag Al-Moghraby, señaló que la aviación de la OTAN atacó sus posiciones cerca de la aldea de Amreer Gabs, ubicada a unos 30 kilómetros al noroeste de Ajdabiyah, al tiempo que agredió nuevamente esta capital.

Las 16 víctimas fueron trasladadas con lesiones de distinto nivel de gravedad a hospitales en Benghazi, la segunda ciudad de Libia convertida en capital de la oposición al líder libio, Muammar Al Gaddafi y sede del denominado Consejo Nacional de Transición (CNT).

Según Al-Moghraby, se investiga qué pudo provocar el nuevo error de los aviones y helicópteros occidentales, que ya causaron bajas mortales a los rebeldes alegando dificultad para distinguir en el desierto sus vehículos de combate de los de las fuerzas leales a Al Gaddafi.

Ajdabiyah es base clave para los alzados en su pretendido avance hacia el enclave petrolero de Brega con miras a tomar Trípoli, además de su ubicación estratégica relativamente cercana al oeste de Benghazi.

Precisamente, la cadena televisiva qatarí Al Jazeera mostró hoy imágenes de helicópteros de la OTAN en el aeropuerto de la referida ciudad, aunque jefes policiales y militares del CNT dijeron que habían aterrizado "vacíos" y para "propósitos de rescate y evacuación".

La resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que autorizó la agresión militar de la OTAN contra Libia para supuestamente imponer una zona de exclusión aérea y proteger a civiles, excluyó toda posibilidad de presencia militar en suelo de Libia.

El coronel rebelde Ahmed Bani declaró a una periodista que «los helicópteros estaban vacíos, no traían nada», argumentos que también esgrimió un responsable policial en Benghazi.

La OTAN intensificó en las últimas horas los bombardeos contra unidades del Ejército regular libio en la región de Kikla, unos 150 kilómetros al suroeste de Trípoli, capital que también sufrió la pasada madrugada incursiones aéreas en áreas del centro como Bab Al-Aziziyah.

Antes del amanecer de este viernes se sintieron potentes explosiones en distintos puntos de la ciudad, después de que al filo de la medianoche del pasado jueves fueran alcanzados al menos tres objetivos estatales.

Ni la OTAN ni voceros del Gobierno precisaron cifras de víctimas y qué instalaciones fueron bombardeadas, además del complejo residencial Bab Al-Aziziyah que es un blanco sistemático desde hace semanas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.