Sospechoso de atentados se reconoce culpable - Internacionales

Sospechoso de atentados se reconoce culpable

En una audiencia celebrada este lunes Anders Behring Breivik admitió haber participado en la colocación del coche bomba en Oslo y en el tiroteo en la isla Utoyah

 

Autor:

Juventud Rebelde

OSLO, julio 25.— Un juez noruego ordenó este lunes ocho semanas de prisión provisional contra el autor confeso de los atentados en Noruega, Anders Behring Breivik, así como investigar la supuesta relación de dos células terroristas con los ataques del viernes pasado, en el que murieron, según el último balance de la policía, 76 personas.

En una audiencia celebrada este lunes Breivik admitió haber participado en la colocación del coche bomba en Oslo y en el tiroteo en la isla Utoyah, reportó Notimex.

Con el objetivo de que la investigación fluya sin la influencia del acusado, el juez instructor Kim Heger ordenó al término de la audiencia que Breivik permanezca bajo prisión preventiva ocho semanas hasta el próximo 26 de septiembre, de las cuales, la mitad, estará en total aislamiento sin visitas ni acceso a los medios de comunicación ni correspondencia.

El ultraderechista de 32 años de edad justificó los atentados por la necesidad de «salvar a Europa del Islam» y afirmó en su primera comparecencia, a puerta cerrada, que actuó con el apoyo de «otras dos células organizadas».

Breivik también explicó que con su acción buscaba «limitar» las posibilidades futuras del Partido Laboral (PA) noruego de acceder al poder, así como mandar una «señal fuerte» que «no pueda ser malinterpretada», precisó EFE.

La policía de Noruega rebajó de 93 a 76 la cifra de muertos en el atentado en la sede del gobierno en Oslo y en el posterior tiroteo en el campamento juvenil en la isla de Utoya, tras admitir que hubo un error en el conteo de víctimas, posiblemente debido a que contaron dos veces algunos cuerpos. No obstante, advirtió que el balance no es definitivo dado que aún se buscan a varios desaparecidos.

Un reporte de PL indica que Breivik utilizó para los ataques unas balas denominadas «dum-dum», cuyo uso está vedado desde hace varios años debido a que al penetrar explotan dentro del cuerpo de las víctimas.

En tanto, unas 150 000 personas acudieron el lunes al centro de Oslo para participar en una vigilia de homenaje a las víctimas, según la prensa noruega citada por AFP que calificó la manifestación de «sin precedentes».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.