Cien mil hogares afectados en Puerto Rico

El huracán Irene pasó por el este de Dominicana. Haitianos sin hogar son los más vulnerables

Autor:

Juventud Rebelde

SAN JUAN, agosto 22.— República Dominicana habilitó unos 2 000 refugios y ordenó evacuaciones ante el paso del huracán Irene, que al caer la noche pasaba por la localidad de Puerto Plata, en el norte. Desde horas de la tarde de este lunes el meteoro daba muestras de su potencia con fuertes aguaceros, ráfagas de viento y un gran oleaje, tras haber abandonado territorio puertorriqueño.

Según AFP, el Gobierno dominicano extendió la alerta máxima a medida que Irene avanzaba. Un total de 14 provincias fueron declaradas en alerta roja y otras 18 en amarilla, de un total de 32 en esa nación caribeña. Avanzada la jornada y cercano el primer huracán de la actual temporada ciclónica a las costas dominicanas, ya se registraban fuertes marejadas y las primeras inundaciones costeras y cortes de electricidad, debido a la creciente intensidad de los vientos.

Mientras, la vecina Haití sufría por la incertidumbre ante un nuevo fenómeno atmosférico, sobre todo por los más de 580 000 haitianos que viven desde hace unos 19 meses en desvencijadas tiendas de campaña, luego de perder sus viviendas por el sismo de enero de 2010.

Ante el paso de Irene, la gente buscaba alternativas para protegerse del desamparo casi total a que los confina el Gobierno, reportó PL.

Los refugiados denunciaron la falta de información sobre el huracán, así como la carencia de ayuda gubernamental. Aunque la Presidencia dispuso un plan de emergencia, los albergues y la ayuda disponibles resultaba insuficientes para la cantidad de necesitados.

La Defensa Civil haitiana decretó el estado de máxima alerta desde la tarde del domingo, sin embargo la abrumadora debilidad de la infraestructura nacional hacía exigua cualquier movilización por esa vía.

Los aguaceros que asolaron a Haití el mes anterior provocaron al menos 28 muertes, seis desaparecidos, centenares de evacuados, casas destruidas, deslaves e inundaciones que alcanzaron los dos metros de altura en esta capital, recordó el despacho.

Por otra parte, tras el paso de Irene, en Puerto Rico quedaron cerca de 900 000 personas sin energía eléctrica, más de 100 000 hogares sin agua y 770 personas se encontraban en refugios, informó el gobernador de la isla, Luis Fortuño, en San Juan, citado por EFE.

Al tiempo que el principal aeropuerto mantuvo sus operaciones suspendidas, todos los puertos permanecieron cerrados y varias de las principales carreteras quedaron intransitables por las inundaciones, los árboles y postes del tendido eléctrico derribados.

A su paso, el ciclón dejó caer 25,4 centímetros de lluvia en la localidad de Naguabo y otras siete en la isla municipio de Vieques, confirmó el subdirector del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Rafael Mujica, quien informó que Irene había dejado por lo menos cinco ríos desbordados.

Al cierre de esta información se reportaba cierta calma en esa nación caribeña.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.