El Príncipe de Asturias para los héroes de Fukushima

Se reconoce así a quienes trataron de evitar con su sacrificio que el desastre nuclear provocado por el tsunami que asoló Japón multiplicara sus efectos devastadores

Autor:

Juventud Rebelde

OVIEDO, España, septiembre 7.— Los héroes de Fukushima fueron galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2011, según hizo público este miércoles el jurado de ese premio, concedido por primera vez en 1981 por la Fundación Príncipe de Asturias.

Este grupo de personas representa los valores más elevados de la condición humana, al tratar de evitar con su sacrificio que el desastre nuclear provocado por el tsunami que asoló Japón multiplicara sus efectos devastadores, olvidando las graves consecuencias que esta decisión tendría sobre sus vidas, apuntó la página web la fundación española.

También destacó que a pesar de la gran incertidumbre sobre el desarrollo de la emergencia nuclear, los distintos colectivos que trabajaron durante semanas en Fukushima lo hicieron en condiciones extremas (elevada radiación, continuas rotaciones y pocas horas de descanso, limitaciones en la alimentación y en el suministro de agua potable). Por ello, muchos trabajadores desarrollaron patologías crónicas como arritmia e hiperventilación. A pesar de estas graves consecuencias, continuaron participando en las labores para recobrar el control de la central nuclear, conscientes de lo imprescindible de su trabajo para evitar una catástrofe de magnitudes mayores.

El comportamiento tanto de empleados como de voluntarios, destacó el jurado del premio, encarnan los valores más arraigados en la sociedad japonesa, como son el sentido del deber, el sacrificio personal y familiar en aras del bien común, la dignidad ante la adversidad, la humildad, la generosidad y la valentía.

Los premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar «la labor científica, técnica, cultural, social y humana realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional».

Este ha sido el último de los ocho premios Príncipe de Asturias concedidos este año. Anteriormente, fueron otorgados el premio Príncipe de Asturias de las Artes al maestro italiano Riccardo Muti, el de Ciencias Sociales al psicólogo estadounidense Howard Gardner, el de Comunicación y Humanidades a la institución británica The Royal Society, el Premio de Investigación Científica y Técnica a los neurocientíficos Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti, el premio Príncipe de Asturias de las Letras a Leonard Cohen, el de Cooperación Internacional a Bill Drayton, fundador y presidente de Ashoka, y el premio Príncipe de Asturias de los Deportes, concedido a Haile Gebreselassie.

Cada uno de los premios Príncipe de Asturias, está dotado con 50 000 euros, la escultura creada y donada expresamente por Joan Miró para estos galardones, un diploma y una insignia acreditativos. Los galardones serán entregados en otoño en Oviedo, en un solemne acto presidido por S.A.R. el Príncipe de Asturias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.