Incoherencia en reportes de sublevados libios marca combate en Sirte

Testimonios de residentes en la zona afirman que los insurgentes apenas se adentraron varios kilómetros, pero continuaban sin poder acceder al centro urbano debido a la firme resistencia de los partidarios de El Gadafi, también por el flanco oeste

Autor:

Juventud Rebelde

TRÍPOLI, septiembre 27.— Tropas opositoras libias, apoyadas por la OTAN, multiplicaron hoy los ataques contra fuerzas leales a Muamar El Gadafi en Sirte, en medio de reportes contradictorios sobre la toma del puerto de esa ciudad del Mediterráneo.

Los combates se intensificaron esta mañana después de una noche de fieros enfrentamientos y de una jornada de bombardeos aéreos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra zonas residenciales del centro de la urbe que vio nacer a El Gadafi.

El jefe militar insurgente Mustafa bin Dardef, de la Brigada Zintan subordinada al autonombrado Consejo Nacional de Transición (CNT), confirmó la captura del puerto ubicado en el área oriental de Sirte, urbe unos 360 kilómetros al este de Trípoli.

Otras fuentes de los insurrectos admitieron, sin embargo, que persisten escaramuzas alrededor de la rada, la cual resulta de importancia estratégica para ambos contendientes por ser una vía de acceso para el suministro de alimentos, medicinas y arsenales.

Testimonios de residentes en la zona afirman que los sublevados libios apenas se adentraron varios kilómetros, pero continuaban sin poder acceder al centro urbano debido a la firme resistencia de los partidarios de El Gadafi, también por el flanco oeste.

Aún así, el progresivo avance de los hombres del CNT se ha visto favorecido por los aviones de la OTAN, que lanzaron ataques indiscriminados, por tercer día consecutivo, sobre Sirte para mermar el aguante de los progubernamentales.

Civiles que salieron de la ciudad con familiares y escasas pertenencias acusaron a la alianza atlántica de cometer «genocidio» porque «los aviones bombardean todo tipo de edificios, escuelas, hospitales, casas», provocando condiciones «desastrosas» allí.

Otro residente afirmó a medios noticiosos que «los ataques de la OTAN están matando civiles» y se preguntó dónde estaban la ONU y el mundo árabe, que avalaron la agresión del bloque occidental a Libia.

Junto con el asedio aéreo de la alianza, los insurgentes arrecieron el cerco a Sirte por el este, oeste y sur, y recibieron refuerzos para elevar la moral de sus hombres, entre los que hubo deserciones y frustración tras repetidos repliegues precipitados.

El propio bin Dardef alertó anoche que necesitarían más hombres y arsenales para poder quebrar las defensas de los fieles a El Gadafi.

Canales televisivos árabes mostraron a irregulares limpiando y engrasando sus armas para lo que el jefe militar opositor dijo podría ser una «marcha aplastante» hacia el centro de Sirte y entablar combates «cara a cara» de guerrilla urbana en las calles.

La pretensión del CNT es que sus hombres accedan y desmantelen instalaciones residenciales, civiles y militares del gobierno como parte de la cacería literal que —con asistencia de la OTAN— mantienen para dar con el paradero de El Gadafi.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.