Niegan insurgentes libios captura de portavoz de El Gadafi

Moussa Ibrahim ha mantenido su labor de portavoz de El Gadafi desde la clandestinidad. El funcionario reiteró la determinación del líder libio de mantener la resistencia contra los que tilda de "traidores", en alusión a los opositores armados, y la "agresión extranjera"

Autor:

Juventud Rebelde

El autodenominado Consejo Nacional de Transición (CNT) negó este sábado versiones sobre la supuesta captura del portavoz de Muamar El Gadafi, Moussa Ibrahim, mientras sus tropas continuaron el asedio a Sirte apoyadas por la OTAN, informa PL.

Un comunicado del CNT indicó que durante la ofensiva en Sirte, ciudad natal de El Gadafi, fueron arrestados algunos familiares de Ibrahim que trataban de salir de la urbe asediada hace más de dos semanas por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El canal árabe Al-Arabiya reprodujo el pronunciamiento de los insurgentes descalificando a un medio televisivo local que el viernes informó de la detención del vocero cuando supuestamente intentaba abandonar la localidad del Mediterráneo disfrazado de mujer.

Ibrahim ha mantenido su labor de portavoz de El Gadafi desde la clandestinidad, una situación similar a la de su líder desde que abandonó Trípoli a finales de agosto poco antes de que cayera en manos de los alzados ayudados por la OTAN.

En sus más recientes declaraciones, el funcionario reiteró la determinación de El Gadafi a mantener la resistencia contra los que tilda de "traidores", en alusión a los opositores armados, y la "agresión extranjera", refiriéndose a los bombardeos de la alianza.

Mustafa al-Rubai, un jefe insurgente, aseguró que sus hombres tienen completamente cercada Sirte y sostienen intensos combates en las calles de la ciudad, donde ya controlaron el primer distrito residencial en el este y un hotel desde donde disparaban francotiradores.

Sin embargo, otros medios reportaron que la resistencia de los pro-Gadafi impide a los alzados avanzar hacia el interior de la urbe y se concentraron en zonas situadas a cinco kilómetros del centro, pese a que ya se apoderaron del puerto y el aeropuerto.

A la par de las acciones militares en Sirte y Bani Walid, localidad situada en el desierto al sureste de Trípoli, los insurgentes también golpearon, torturaron y agredieron con descargas eléctricas a civiles para intentar obtener información sobre el paradero de El Gadafi.

Entretanto, trabajadores del Comité Internacional de la Cruz Roja se quejaron de que los puestos de control erigidos por los sublevados libios en torno a Sirte impiden el acceso de personal sanitario y de camiones con suministros médicos para asistir a civiles y heridos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.