Indignados de Londres toman oficinas vacías de banco suizo

Protestan contra las drásticas reducciones de los fondos públicos y la voracidad del sistema financiero internacional, al que responsabilizan de la crisis monetaria mundial. En España, manifestantes regresan a las plazas en vísperas de las presidenciales

Autor:

Juventud Rebelde

LONDRES, noviembre 18.— El movimiento de los indignados de Londres tomó este viernes varias oficinas vacías del banco suizo UBS, ubicadas en el barrio de Hackney, al este de la capital, mientras otros cientos se mantienen acampados  en las  inmediaciones de la catedral de Saint Paul, en la City financiera de la capital británica, en protesta contra la avaricia bancaria, los recortes presupuestarios y el desempleo, ignorando así el plazo límite fijado el jueves por las autoridades municipales para desalojar el lugar.

Los activistas, que forman parte del movimiento Occupy LSX  (Ocupa la Bolsa de Londres), inspirado en sus pares de Madrid y Wall Street, entraron al complejo de oficinas vacías de la emblemática entidad crediticia helvética, en protesta contra las drásticas reducciones de los fondos públicos y la voracidad del sistema financiero internacional, al que responsabilizan de la crisis monetaria mundial, reportó PL.

Un vocero del grupo Ocupemos, de Londres, Jack Holburn, justificó la toma afirmando a los medios internacionales que «mientras los bancos embargan las viviendas de las familias, las propiedades vacías de los bancos tienen que ser embargadas por el público».

En este sentido, dijo Telesur, el activista agregó que «mientras más de 9 000 familias han sido expulsadas de sus hogares en los últimos tres meses por no poder hacer frente a los pagos de sus hipotecas —la mayoría de ellas por la recesión que han causado los bancos—, UBS y otros gigantes financieros tienen propiedades abandonadas enormes».

El bloque de oficinas del UBS es ya la tercera zona tomada por este grupo de manifestantes, que de acuerdo con un aviso publicado en su página web, prevé la apertura de oficinas y salas de reuniones en desuso de la abandonada sede del banco europeo, para aquellos que han perdido sus hogares, guarderías y centros comunitarios debido a los recortes salvajes del gasto del Gobierno.

Al propio tiempo, en España, el movimiento de indignados 15-M retornó este viernes a la céntrica plaza Puerta del Sol en Madrid y a otras ciudades, donde pretenden permanecer hasta el domingo 20, día en que los españoles acudirán a las urnas para renovar la presidencia del país, dijo Telesur.

Tras días de intensos debates en el seno de la organización, los dirigentes del 15-M convocaron a una vigilia para rechazar el bipartidismo en el que se ha sumido España desde 1982, y mediante el cual el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), han estado al frente del Gobierno.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.