Indignados de Estados Unidos inician tres días de protestas en Washington

Los indignados levantaron sus voces desde el pasado 17 de septiembre, cuando surgió el grupo Ocupemos Wall Street para demandar al gobierno del presidente Obama políticas encaminadas a favorecer a la clase trabajadora

Autor:

Juventud Rebelde

Indignados de varias regiones de Estados Unidos iniciaron este martes una jornada de protestas en esta capital, a favor del 99 por ciento de la población que se siente perjudicada por la crisis económica y las políticas financieras imperantes, reporta PL.

Las manifestaciones, que se extenderán hasta el venidero jueves, se realizarán bajo la consigna: «Devuelvan el capitolio», según destacan medios locales de prensa.

De acuerdo con las informaciones, los activistas sociales instalarán un campamento con capacidad para unas tres mil personas cerca del Capitolio, donde se ubica la sede del Congreso, y de la Casa Blanca.

En el lugar, identificado como Carpa de la Libertad y Carpa de la Igualdad, se pueden ver caricaturas de directivos de corporaciones, quienes representan el uno por ciento que acumula la mayor parte de las riquezas en Estados Unidos.

Organizadores de «Devuelvan el Capitolio» colgaron en su portal web informaciones y mantienen un espacio a través del cual los interesados se pueden sumar a las marchas.

Los involucrados en la protestas son mayormente desempleados, trabajadores a tiempo parcial, activistas comunitarios, del Movimiento de Ocupantes y representantes sindicales.

A juicio de los participantes, con 14 millones de desocupados en todo el país, las corporaciones con ganancias en aumento y la marcada diferencia entre el 99 por ciento afectado y el uno por ciento acaudalado, es necesario exigir la atención del Congreso.

La jornada contempla para mañana un día de protestas a lo largo de la calle K, considerada epicentro de grupos de presión, mientras el jueves están previstas plegarias y discursos de líderes religiosos.

Se espera la participación de indignados de los campamentos desalojados por las autoridades estadounidenses en Filadelfia, Los Ángeles, Nueva Orleans, Dallas, Oakland y Portland.

Washington se convirtió en punto central del movimiento anticorporativo desde el domingo último, cuando la policía arrestó a 31 personas y destruyó un refugio de madera levantado por los ocupantes en la Plaza McPherson.

Los indignados levantaron sus voces en Estados Unidos desde el pasado 17 de septiembre, cuando surgió el grupo Ocupemos Wall Street (OWS) para demandar al gobierno del presidente Barack Obama políticas encaminadas a favorecer a la clase trabajadora y equiparar las desigualdades sociales.

Con bases en las principales ciudades norteñas, las extensiones de OWS desarrollan agendas similares bajo el lema No se puede Desalojar una Idea.

Varias de las marchas han sido reprimidas por los agentes del orden mediante el uso de la fuerza y del gas pimienta, permitido solo para disipar actos violentos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.