Guatemala exigirá a Estados Unidos indemnizaciones por experimentos ilegales

Además del resarcimiento económico, otro de los reclamos será la construcción de un instituto de ciencia, tecnología y ética en el país, el cual podrá ser utilizado por la región centroamericana

Autor:

Juventud Rebelde

GUATEMALA, diciembre 20.— Guatemala pedirá a Estados Unidos indemnización para sobrevivientes y familiares de las víctimas de experimentos ilegales realizados por médicos norteamericanos en la década de 1940, según PL.

Para ello próximamente se reunirán los cancilleres de ambos países, anunció el vicepresidente Rafael Espada, en cumplimiento de una de las recomendaciones contenidas en el informe de la comisión presidencial para el esclarecimiento de aquellos hechos.

Espada, mandatario en funciones, indicó que no se ha definido la cantidad por solicitar al gobierno estadounidense, pero se hará un análisis de las otorgadas por aquella nación a otras cuyos habitantes padecieron situaciones similares.

Además del resarcimiento económico, otro de los reclamos será la construcción de un instituto de ciencia, tecnología y ética en el país, el cual podrá ser utilizado por la región centroamericana.

En el periodo de 1946 a 1948 fueron realizados experimentos con ciudadanos guatemaltecos, a quienes inocularon infecciones de transmisión sexual como sífilis, chancro y gonorrea, supuestamente para estudiar la reacción de la penicilina en esas enfermedades.

De acuerdo con el Diario de Centro América (oficial), los resultados del informe de esclarecimiento revelan un registro de tres mil 780 nombres de pacientes en los documentos de aquellos estudios, considerados aquí crimen de lesa humanidad.

Sumaron mil 160 los inoculados, de los cuales 424 eran internos del asilo de Alienados u Hospital Neuropsiquiátrico, 205 reos de la Penitenciaria Central, 524 soldados y siete prostitutas, señala el reporte.

Los métodos utilizados, agrega, fueron colocación local en la membrana mucosa del pene, aplicación abrasiva, inyecciones intracutáneas y subcutáneas, así como infiltraciones submucosales.

En octubre de 2010 una investigación de la profesora estadounidense Susan Reverby sacó a la luz pública aquellos ensayos clínicos practicados en Guatemala por especialistas de su país con la complicidad de funcionarios locales.

Los impulsó la Secretaría de Salud Pública del gobierno norteamericano mediante el médico John Cutler, cuyos resultados nunca se publicaron pero se sabe que algunos de los contagiados sin su consentimiento fallecieron como consecuencia directa de esas prácticas.

A raíz de esa revelación, el presidente de Guatemala, Alvaro Colom, calificó el hecho como crimen de lesa humanidad y ordenó efectuar pesquisas al respecto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.