Rechaza Siria fuerza de observación Liga Árabe/ONU

Una iniciativa que se opone a la solución política y balanceada de la crisis. Se teme que el apoyo a la oposición podría traducirse en ayuda militar

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, febrero 13.— Siria rechazó este lunes la nueva exigencia de la Liga Árabe de imponer una fuerza de «observación y paz» conjunta con la Organización de Naciones Unidas, que según el secretario general del organismo internacional, Ban Ki-Moon, será analizada en el Consejo de Seguridad.

El embajador sirio ante la Liga Árabe, Yousef Ahmad, alertó que la nueva resolución adoptada el domingo en El Cairo, sede de la Liga, adultera todo lo acordado en la iniciativa árabe de noviembre sobre el plan de trabajo conjunto, que ha sido secuestrado ahora por voluntad de  gobiernos liderados por los de Qatar y Arabia Saudita, reportó PL.

Ahmad, quien no asiste a las citas del órgano panárabe desde que Damasco fue separado de su membresía, pero emite todas las posturas de su país como legítimo representante, advirtió que el dominio por parte de algunos gobiernos árabes, particularmente de Qatar y Arabia Saudita, sobre los mecanismos de trabajo y resoluciones de la Liga, constituyen una flagrante violación de la carta de esa organización y un acto hostil y de injerencia contra la seguridad y estabilidad de Siria.

Consideró, además, que esos ejecutivos árabes son precisamente los que se oponen a una solución política y balanceada de la crisis, rechazan los llamados a poner fin al terrorismo y la violencia e imponen sanciones contra el pueblo sirio.

Los jefes de la diplomacia árabe también decidieron suspender las relaciones diplomáticas con Siria, aumentar las sanciones económicas y facilitar apoyo político y financiero a la oposición.

Al respecto, el ministro libanés de Exteriores, Adnan Mansur, aseguró este lunes que estas decisiones hacen que la situación tome «un giro peligroso» tanto para ese país como para la región, y apuntó que el citado apoyo a la oposición siria podría traducirse «en ayuda militar», según EFE.

El Gobierno de Siria también reclamó ante la ONU la ayuda de la comunidad internacional para combatir a los grupos terroristas y avanzar en los esfuerzos por satisfacer las legítimas demandas de su ciudadanía. Paren de matar a mi pueblo, reclamó el representante permanente de Siria ante el organismo internacional, Bashar Jaafari, al hablar ante la Asamblea General.

En su cuestionada sesión de este lunes, la jefa de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, volvió a achacar al Gobierno sirio toda la responsabilidad por la crisis, aunque sin citar una sola fuente de información que sustentara sus acusaciones.

Al intervenir en la sesión de la Asamblea General, Cuba y Venezuela también denunciaron la manipulación y las mentiras mediáticas promovidas para justificar una agresión y derrocar al Gobierno sirio, dijo PL.

Pedro Núñez Mosquera, representante permanente de Cuba en ONU, calificó como alarmantes los llamados de quienes promueven un cambio de régimen y apuestan por el uso de la fuerza y la violencia en lugar de contribuir al diálogo y la negociación entre todas las partes, y llamó a escuchar las propuestas y medidas del Gobierno sirio para resolver el conflicto, además de apoyar la búsqueda de una solución política a la crisis, con pleno respeto a la soberanía e independencia de Siria.

Por su parte, el embajador de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, denunció a las potencias y sus aliados que arman, financian, asesoran y entrenan grupos armados de oposición para derrocar al ejecutivo del presidente, Bashar Al-Assad, actos que, dijo, se realizan en nombre de la ayuda humanitaria, de la defensa de los derechos humanos y de la llamada Responsabilidad de Proteger, dijo el diplomático.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.