Huelguistas en Grecia en su quinto mes de paro

La huelga en la fábrica Helleniki Halibourgia (Acería Griega) es un destacable ejemplo de resistencia laboral contra políticas neoliberales

Autor:

Prensa Latina

ATENAS, mar 16.— La huelga en la fábrica Helleniki Halibourgia (Acería Griega) es un destacable ejemplo de resistencia laboral contra políticas neoliberales y un freno al chantaje patronal contra los trabajadores griegos, afirmó el presidente del comité sindical, Yorgos Sifonios.

La plantilla al completo alcanzó en esta jornada sus 138 días de paro, relató el líder sindical a Prensa Latina y añadió que continuarían su protesta hasta lograr la readmisión de los compañeros despedidos y la retirada de la orden dada por la dirección de recortar sueldos y horarios.

Los huelguistas subrayaron que su ejemplo es el primer gran obstáculo a la ofensiva neoliberal que, bajo el pretexto de la crisis, pretende acabar con los derechos laborales y las garantías sociales consolidadas desde hace décadas. Afirmaron que no aceptarán el papel de esclavos modernos, por 550 o 600 euros de salario.

El conflicto laboral se inició el pasado 31 de octubre, ante la pretensión empresarial de reducir la producción de acero bien mediante el despido de 180 trabajadores, bien a través de la reducción del horario y el sueldo de todos los trabajadores en 40 por ciento.

Los 380 trabajadores de aquel momento decidieron entonces detener la industria para forzar al propietario, Nikos Manisis, a sentarse a negociar, pero cinco meses después, con el respaldo del Ministerio de Trabajo, sigue negándose a ello.

Al amparo de la crisis, la dirección alegó dificultades económicas y un descenso en las ventas y los beneficios, pero los huelguistas informaron que la factoría experimentó un crecimiento sin precedentes y que solo en 2010 los beneficios superaron los 200 millones de euros.

Según los propios trabajadores, durante los dos últimos años la productividad aumentó en 30 por ciento y la producción en 70 mil toneladas, pese a lo cual no hubo nuevas contrataciones y el aumento de los ritmos de trabajo provocó numerosos accidentes laborales.

Sifonios explicó que la empresa fue condenada el pasado año en los tribunales a una fuerte multa por incumplir normas de seguridad en el trabajo.

En su quinto mes de huelga, la factoría se encuentra ocupada y vigilada 24 horas al día por los obreros, quienes destacaron que su fortaleza y moral continúan intactas, pese a que en este tiempo fueron despedidos 93 compañeros, a un ritmo de unos 15 mensuales.

Todos coincidieron a la hora de explicar que su situación personal y familiar era muy dura, pero que igualmente la vida diaria de todos los trabajadores griegos era cada día más negra y difícil.

Pero alrededor del conflicto laboral se tejió desde el primer día una red de solidaridad que, encabezada por el sindicato de clase PAME, ya alcanza al resto del mundo.

La semana que finaliza fue declarada por la Federación Sindical Mundial de apoyo y solidaridad con la Acería Griega, además, manifestaciones, asambleas de barrio y marchas hasta la factoría sirven para romper el silencio mediático y facilitar alimentos, enseres y dinero como ayuda en su lucha.

Las muestras de solidaridad que estamos recibiendo, de toda Europa y el planeta, en dinero y comida son muy importantes, aseguró Sifonios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.