Símbolos de una época

El Secretario General del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, fue condecorado con la Orden José Martí

 

Autor:

Nyliam Vázquez García

Para Nguyen Phu Trong fue un orgullo recibir de manos del Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros, Raúl Castro, la Orden José Martí, sin embargo, según expresó, ese honor pertenece al pueblo vietnamita, que luchó por la independencia, la libertad, la reunificación del país y ahora trabaja incansablemente para construir una nación próspera y sólida.

«En la historia contemporánea es difícil encontrar unas relaciones de amistad tan especiales como las que unen a nuestros dos Partidos, Estados y pueblos», expresó el Secretario de General de PCV. También destacó los entrañables lazos de solidaridad y unidad que nos unen y agradeció desde el fondo de su corazón recibir la más alta condecoración que otorga Cuba.

El dirigente vietnamita, quien realiza una visita oficial y amistosa, subrayó la importancia de la valiosa herencia del pasado común y la importancia de transmitírsela a las nuevas generaciones.

Por la parte cubana, el secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta apuntó las similitudes históricas de nuestras naciones, primero en las luchas por la independencia, luego contra agresiones y bloqueos del imperialismo y finalmente por mantenerse firmes en la batalla por edificar el socialismo, cada cual de acuerdo con su realidad.

Asimismo, destacó los aportes de Nguyen Phu Trong en la construcción socialista con características vietnamitas, el valor de sus estudios y obras para la labor partidista en los tiempos actuales, así como su constante interés en los lazos de solidaridad y amistad compartidos.

Las conmovedoras palabras de nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro cuando expresó que por Vietnam los cubanos estábamos dispuestos a entregar hasta nuestra propia sangre, fueron exaltadas como símbolos de una época y de una historia que no termina.

«Cuba nunca olvidará la generosa solidaridad recibida del querido y laborioso pueblo vietnamita en los momentos difíciles de nuestra Revolución», expresó Homero Acosta.

El regocijo del dirigente vietnamita por encabezar la delegación en esta visita a la «hermana, heroica y hermosa Cuba» fue sellado por el apretado abrazo en que se unió con Raúl, luego que el Presidente cubano lo condecorara.

Con anterioridad, al Apóstol de los cubanos había rendido tributo Nguyen Phu Trong en la base del monumento en la Plaza de la Revolución José Martí. Estuvo acompañado por José Ramón Balaguer, miembro del Secretariado del Comité Central de PCC. Flores blancas colocó a los pies de Martí el distinguido visitante, quien se despidió con respetuosa reverencia.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.