A tanque lleno, Unasur acelera acuerdo energético

Participantes del III Consejo Energético de Unasur convinieron en crear un grupo Ad Hoc para estudiar y orientar las propuestas más viables que permitan establecer con prontitud un tratado regional para el sector

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) acordó este viernes acelerar los procesos de negociación que posibiliten a corto plazo integrar las infraestructuras energéticas de las actuales 12 naciones del ente.

Ministros, viceministros y ejecutivos que participaron del III Consejo Energético de Unasur convinieron en crear un grupo Ad Hoc para estudiar y orientar las propuestas más viables que permitan establecer con prontitud un tratado regional para el sector.

Según todo indica, América Latina parece predestinada, a la vuelta de unos pocos años, a convertirse en la «gran cisterna» de combustibles fósiles y ecológicos a nivel mundial.

Así lo indica la certificación de Venezuela como el país con mayores reservas planetarias de petróleo; o los continuos hallazgos en Brasil de grandes masas de hidrocarburos y su asombrosa capacidad para generar tecnologías capaces de sustraerlos de forma rentable en los más inhóspitos parajes.

También, la nacionalización de la extracción de combustibles en Argentina y el retorno al país gaucho, en toda su magnitud, de su emblemática YPF; y la firmeza boliviana para rescatar su majestad sobre los cuantiosos yacimientos gasíferos que atesora su subsuelo.

Se suman, además, las siempre justas apelaciones de Paraguay como el país de la región mayor productor y exportador de energías renovables, a partir de esa obra maestra de la ingeniería humana que es la megahidroeléctrica de Iguazú.

El venezolano Alí Rodríguez Araque —quien en unas semanas asumirá la secretaría ejecutiva de Unasur— lo dejó bien claro ayer: el baluarte de nuestros países no es «ser una potencia militar, ni industrial ni tecnológica: su mayor fuerza está en los recursos naturales», dijo.

«En esta gran nación que somos —agregó— está depositada la tabla periódica completa, reservas energéticas descomunales» y los mayores caudales de «agua potable del mundo».

Paradójicamente, las 12 naciones de la Unasur siguen siendo crecientes exportadoras de materias primas y capitales. Con 397 millones de habitantes, su población pobre suma 180 millones de personas, y más de 30 millones viven en la miseria.

Son problemas acumulados que no solo pueden resolverse con energía. Pero, si el tanque está lleno, para empezar basta.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.