Indignados gritan «¡Vergüenza!» a rescate del banco español Bankia

Asfixiados por la crisis, impiden desalojo de inquilinos, mientras la Comisión Europea recomienda más ajustes

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, mayo 30.— «¡Es una vergüenza!, Bankia consigue dinero y quiere ponernos en la calle», denunciaron indignados en España que lograron parar el desahucio de algunas familias afectadas por la crisis económica.

AFP reportó las declaraciones de Luz María Reyes, una ecuatoriana de 52 años que trabaja como empleada de hogar y vive con su hija y un nieto de dos años, quien aseguró que no  entiende cómo el banco español, que recibirá un millonario rescate de dinero público, puede expulsar de sus hogares a familias asfixiadas por la crisis.

Reyes escapó el miércoles al desahucio de su apartamento de Aluche, en los suburbios del sur de Madrid, gracias a la intervención de los «indignados» que actúan contra las expulsiones, pero pide que se tomen medidas definitivas «para que termine esta pesadilla», que desde el inicio de la crisis en 2008 afectó a cientos de miles de familias.

España tiene un desempleo récord de 24,4 por ciento, que afecta a cinco millones y medio de trabajadores, y son cada vez más las personas que no pueden devolver sus créditos, dijo AFP.

En 2011 hubo un récord de desalojos con 58 241, un alza de 21,8 por ciento respecto a 2010, según cifras oficiales; sin embargo, el Estado le inyecta 23 465 millones de euros a Bankia para evitar un derrumbe del sistema bancario, lo que agrava la ira popular.

«¡Bankia engaña, estafa y deja a la gente sin casa!», «Rescatan al  banquero, desahucian al obrero» y «Echar a una familia, me daría vergüenza», fueron los gritos de los indignados ante la llegada de la comisión judicial que intentó desalojar a la familia Reyes, a quien Bankia quiere arrebatarle el apartamento y además le exige el pago de 130 000 euros.

Según AFP buena parte de las familias expulsadas desde el inicio de  la crisis en Madrid son clientes de Bankia, pero el Gobierno español no ha declarado una moratoria para ellos.

Entretanto, DPA reporta desde Bruselas que aunque Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, dijo que «no habrá una mayor indulgencia con España», en la aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, Madrid recibirá incluso un año más de tiempo para controlar su déficit.

Según Rehn, se trata de un caso único y asegura que España está haciendo bien las tareas en lo que a objetivos presupuestarios se refiere.

El problema es que además de los bancos, España tiene en marcha una dura política de austeridad para reconducir el déficit que ha ido acompañada de duros ajustes y subidas de impuestos en un país en recesión y con un desempleo de 24,4 por ciento, apuntó AP.

Los mercados entienden que Bankia es solo la punta del iceberg y que la cartera de activos tóxicos de la banca española es mayor de lo que se estima.

Bankia, cuarta entidad del país con diez millones de clientes, fue el octavo banco nacionalizado desde el estallido de la crisis en 2008 y sin duda el más importante.

Bruselas, es decir la Comisión Europea, también exige a Francia mayor austeridad en gasto público para equilibrar las finanzas, lo cual equivaldría a abandonar algunas reformas programadas por el gobierno de Francois Hollande, apuntó PL.

Para conseguir estas metas, estima Bruselas, Hollande debería abandonar tres de las promesas hechas durante su campaña electoral y que motivaron un amplio respaldo de la población en las urnas para llevarlo hasta el Palacio del Elíseo.

Estas son el incremento sustancial del salario mínimo, la eliminación del aumento al Impuesto al Valor Agregado y el retorno de la jubilación a los 60 años para los trabajadores con más de 40 años de cotizaciones.

Bruselas también aconseja a las nuevas autoridades francesas flexibilizar la legislación laboral para facilitar los despidos de personal en las empresas menos competitivas, algo que ya había comenzado a hacer el ex presidente Nicolás Sarkozy.

Reuters afirma, además, que la confianza económica de la zona euro se deterioró más de lo esperado en mayo a su peor nivel en casi tres años, reforzando la idea de que la economía del bloque monetario se va a contraer en el segundo trimestre, según datos divulgados el miércoles por la Comisión Europea.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.