Refuta Siria a la ONU que el país viva guerra civil

No le corresponde a la ONU determinar o caracterizar formalmente la naturaleza del conflicto en Siria, aclaró Martin Nesirky, vocero oficial de Naciones Unidas

Autor:

Juventud Rebelde

NACIONES UNIDAS, junio 13.— No le corresponde a la ONU determinar o caracterizar formalmente la naturaleza del conflicto en Siria, aclaró este miércoles el vocero oficial de Naciones Unidas, Martin Nesirky, ante insistentes preguntas de corresponsales, luego de que el jefe de las operaciones de mantenimiento de paz de la ONU, el francés Hervé Ladsous, declarara que Siria vive una guerra civil.

El portavoz insistió en que al secretariado de la ONU no le corresponde determinar la naturaleza de la crisis en ese país árabe, aunque reiteró que existe coincidencia sobre la peligrosa intensificación de la violencia en toda Siria en los últimos días, reportó PL.

El martes, Ladsous consideró  que se puede hablar de la existencia de una guerra civil, pues hay un incremento masivo del nivel de violencia que implica un cambio en la naturaleza de la crisis; además opinó que el Gobierno sirio ha perdido amplias porciones de territorio y que algunas ciudades están controladas ahora por las fuerzas de la oposición y quiere recuperarlas.

Pocas horas después, sin embargo, la Cancillería siria rechazó las expresiones del jefe de los cascos azules de la ONU.

Hablar de una guerra civil en Siria no refleja la realidad, pues lo que sucede en el país es una guerra contra grupos armados que escogieron el terrorismo como camino para alcanzar sus metas, agregó un comunicado oficial en Damasco.

En tanto, el Gobierno de Moscú rechazó las acusaciones de la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Clinton, de que estaba vendiendo helicópteros de combate al Gobierno sirio. Según la agencia de noticias Itar TASS, el ministro del Exterior, Sergei Lavrov, declaró que Rusia estaba «suministrando solo sistemas de defensa aérea a Siria», y con ello «no viola ninguna norma del derecho internacional».

A su vez, Lavrov reiteró que su país no aceptará una intervención militar en Siria similar a la que propició la caída de Muammar al-Gaddafi en Libia, apuntó EFE.

El Ministerio ruso de Relaciones Exteriores desmintió las declaraciones atribuidas a Lavrov durante una visita a Irán, y según las cuales Moscú acusaba a Washington de suministrar armas a los opositores y explicó que fue un error de traducción, dijo AFP.

Turquía también rechazó haber transferido armas a la oposición armada en Siria o permitido que estos utilizaran su territorio para ingresar armamento; sin embargo, hay reportes en los que diplomáticos y miembros de la oposición siria afirman que las armas llegaban a los rebeldes a través de ese país.

Por su parte, el canciller chino, Yang Jiechi, exhortó a la  comunidad internacional a apoyar completamente los esfuerzos del enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe, Kofi Annan y adherirse a la vía política para buscar una solución adecuada al problema de Siria.

También, desde Australia, donde realiza una visita de tres días, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, descartó una intervención militar en Siria y pidió a Rusia usar su influencia sobre Damasco para alcanzar una solución al conflicto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.