Encuesta vaticina destitución de presidente rumano en referéndum

Sobre Basescu pesa la acusación de no respetar la separación de poderes, socavar la independencia judicial, usurpar el rol del Ejecutivo, violar la Constitución y presionar a los jueces

Autor:

Juventud Rebelde

BUCAREST, julio 9.— Casi dos tercios de los votantes rumanos (64,3 por ciento) respaldará el 29 de julio la destitución del presidente Traian Basescu en el referéndum sobre su continuidad, sostuvo este lunes la encuestadora IMAS.

El sondeo sobre intención de votos, realizado por solicitud de la emisora Europa FM, confirmó que frente a esa mayoría el recién suspendido mandatario solo recibirá el apoyo de un 27 por ciento, mientras que los indecisos suman ocho puntos porcentuales, dice PL.

La emisora informó que los encuestadores no tuvieron en cuenta a los rumanos radicados en el extranjero, quienes de manera mayoritaria votaron a favor de Basescu en las últimas elecciones.

Por 258 votos -41 más que los necesarios- las dos cámaras del Legislativo aprobaron el viernes último la suspensión del jefe de Estado propuesta por la coalición USL integrada por socialdemócratas y liberales, con el primer ministro, Víctor Ponta, a la cabeza.

Esa decisión podrá hacerse definitiva con el respaldo de la ciudadanía después del referéndum fijado para las próximas tres semanas, según la convocatoria oficial.

Sobre Basescu pesa la acusación de no respetar la separación de poderes, socavar la independencia judicial, usurpar el rol del Ejecutivo, violar la Constitución y presionar a los jueces.

Este político fue suspendido también en 2007, cinco meses después de la adhesión del país a la Unión Europea (UE), pero esa decisión fue rechazada por la mayoría de los rumanos en la consulta en las urnas para refrendarla.

Medios internacionales destacan que a diferencia de hace cinco años, el opositor Partido Demócrata Liberal, que apoya al Presidente, ha perdido 12 puntos porcentuales en los sondeos, agrega PL.

La prensa rumana comenta que el capitán de barco enriquecido con el contrabando de tabaco y ex alto cargo del ministerio de Transporte en el gobierno de Nicolae Ceaucescu, logró en las últimas elecciones menos del 14 por ciento de los votos.

Medidas de austeridad aplicadas bajo presión de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) forzaron hace dos meses la caída del gobierno conservador, fiel al jefe de estado.

Ponta asumió entonces la jefatura del gabinete al frente de la alianza USL y a partir de ese momento comenzó un conflicto de poderes en el cual el Gobierno tomó el control del Diario Oficial, dependiente antes del Parlamento.

Fueron destituidos, asimismo, el Defensor del Pueblo, los presidentes de las dos cámaras parlamentarias y a través de una Ordenanza de Urgencia se modificó la ley del Tribunal Constitucional.

De esa forma se le asignó a la máxima autoridad judicial solo un papel consultivo respecto a las decisiones parlamentarias y fue posible avanzar en el procedimiento de suspensión del mandatario.

Sobre la base de la mayoría que constituye en el Parlamento, la USL cambió las normas de la consulta en las urnas para poder legitimar la destitución presidencial solo con la mayoría de quienes voten y no de todo el padrón electoral.

Si Basescu es destituido, el segundo país más pobre de la Unión Europea tendrá que celebrar elecciones generales antes de que concluya 2012, con un incremento de los gastos fiscales en medio de la crisis y la correspondiente afectación de la vida política.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.