Estatus de Paraguay en OEA aún no se decide

Esperan que la nueva reunión del organismo regional se lleve a cabo el próximo viernes para adoptar una decisión luego del golpe de estado que depuso al presidente constitucional Fernando Lugo

Autor:

Juventud Rebelde

ASUNCIÓN, julio 12.— La decisión definitiva sobre la postura que adoptará la OEA en el caso Paraguay sigue en suspenso, pese al informe rendido por su secretario general, José Miguel Insulza, con voces que lo impugnan dentro y fuera del país.

El Gobierno surgido del golpe parlamentario que destituyó al presidente Fernando Lugo mostró la víspera alguna impaciencia por comprobar si la propuesta de Insulza, equivalente a dejar todo como está, tenía eco en el concierto de Estados miembros de la organización.

Sin embargo, el informe de Insulza apenas recibió el siempre esperado respaldo del gobierno de Estados Unidos por boca de la secretaria de Estado Adjunta, Roberta Jacobson, jubilosa por las opiniones vertidas por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El canciller del actual gobierno de Paraguay, José Fernández, expresó a periodistas su esperanza de que la nueva reunión del organismo regional se lleve a cabo el próximo viernes para adoptar una decisión.

Mientras un medio de difusión aseguraba que existía temor en el Ministerio del Exterior por la posibilidad de ser mayoría los países que opten por una condena a Paraguay.

Más discreto, pero también cuidadoso de no redoblar campanas, el presidente Federico Franco, a preguntas de la prensa, se limitó a decir que esperaba que la decisión de la OEA sea respetuosa de la soberanía paraguaya.

Todo lo demás no fue nada agradable para el actual gobierno, aislado internacionalmente desde la destitución del presidente constitucional.

La prensa destacó la opinión del canciller brasileño, Antonio Patriota, quien recordó que el informe de Insulza es apenas una opinión personal y reconfirmó la posición adoptada por el Mercado Común del Sur (Mercosur) ante el quiebre institucional.

La agrupación Paraguay Resiste, integrada por organizaciones ciudadanas opositoras a lo que califican de gobierno de facto, también restó importancia a los planteamientos de Insulza y reiteró el reintegro de Lugo a su cargo como condición primera para resolver la crisis.

Por último, pronunciamiento similar fue hecho por dirigentes del Frente Guasu, la coalición de partidos y organizaciones que llevaron a Lugo a la presidencia en el 2008 y desarrolla un plan de movilizaciones de calle en esa dirección.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.