PRI usó tarjetas prepago en campaña presidencial mexicana

El partido ganador de las elecciones presidenciales explicó que se usaron para gastos ordinarios de la campaña, como resultado de un método eficaz de pago, y negó las acusaciones en su contra de haber lavado dinero en el proceso

Autor:

Juventud Rebelde

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, ganador de los últimos comicios presidenciales, rechazó nuevamente las acusaciones en su contra, sobre el presunto «uso de fondos ilícitos» en la reciente campaña electoral, aunque reconoció que utilizó tarjetas de prepago para cubrir «gastos ordinarios» durante el proceso.

El PRI responde de esta manera al juicio de inconformidad interpuesto por la izquierda el pasado 12 de julio, contra el resultado de la elección presidencial en la que resultó vencedor Enrique Peña Nieto.

En su respuesta a las acusaciones, el PRI negó tener relación jurídica o comercial con Banco Monex o haber recibido «aportaciones ilícitas» de esa u otra empresa, en el marco de la campaña, reportó Telesur.

El grupo político sí reconoció que el 1 de marzo de este año firmó un contrato con Alkino Servicios y Calidad, a través del cual esa empresa se obligó a prestar servicios consistentes en la entrega de tarjetas de prepago con recursos disponibles para ser utilizadas por personas autorizadas por el partido.

«Para cumplir con metas y objetivos relacionados con sus tareas ordinarias, el PRI recurrió a un sistema práctico de contratación de personal, acompañado de un método eficiente y eficaz de pago», reseñó un comunicado.

«Como resultado de la contratación de la empresa Alkino Servicios y Calidad, el PRI recibió 7 851 tarjetas de prepago con recursos disponibles, por un monto total de 66 millones 326 300 pesos (4,9 millones de dólares)», expone el texto.

Por ello, el PRI presentó al Instituto Federal Electoral (IFE) la documentación relativa al contrato con dicha empresa y aseguró que los recursos abonados con las tarjetas «fueron empleados para cubrir gastos que, conforme con la normatividad aplicable, son considerados como ordinarios y no de campaña».

El presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, anunció que solicitarán a la Procuraduría General de la República, «investigar las falsas imputaciones del PAN y del PRD sobre el presunto uso de recursos de procedencia ilícita en la campaña» de Peña Nieto.

«El PRI exige a la PGR que realice una pronta y exhaustiva investigación y que llegue a las últimas consecuencias. También exigimos que, al comprobarse la falsa imputación de las acusaciones, se castigue a quienes irresponsablemente han hecho de la mentira un instrumento de propaganda política», declaró.

Denuncias contra el PRI

La coalición de izquierda, liderada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), denunció la existencia de un «entramado» empresarial que, a través del banco Monex, «entregó tarjetas de prepago a operadores políticos y promotores del voto del PRI durante la campaña».

Igualmente, el grupo político gobernante, Partido de Acción Nacional (PAN) se sumó a las denuncias y pide se sanciones el uso de esas tarjetas en la campaña de Peña Nieto.

Este jueves, los líderes nacionales del PRD y PAN, Jesús Zambrano y Gustavo Madero, respectivamente, anunciaron que ejerecerán acciones legales conjuntas para que se aclare si Peña Nieto y su partido incurrieron en lavado de dinero para comprar votos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.