FARC-EP expone declaración sobre proceso de paz con el gobierno de Colombia

Marcos León Calarcá, vocero de las FARC-EP, se hizo acompañar para la presentación por Mauricio Jaramillo, Ricardo Téllez, Andrés París, Hermes Aguilar y Sandra Ramírez, quienes participaron en las conversaciones exploratorias con el gobierno colombiano

Autor:

Redacción Digital

Una delegación colombiana de las FARC-Ejército del Pueblo reveló este martes una declaración sobre las conversaciones exploratorias sostenidas con el gobierno de esa nación sudamericana para poner fin al conflicto interno que padecen desde hace 50 años.

Marcos León Calarcá, vocero de las FARC-EP, se hizo acompañar para la presentación de la declaración en el Palacio de Convenciones de La Habana por Mauricio Jaramillo, Ricardo Téllez, Andrés París, Hermes Aguilar y Sandra Ramírez, quienes participaron en las conversaciones exploratorias con el gobierno colombiano.

El comandante Mauricio Jaramillo, jefe de la delegación, saludó a los presentes «en nombre de las FARC, con sentimiento bolivariano y de Patria Grande. La resistencia del pueblo colombiano forma parte del torrente de la lucha de los pobres del mundo. En ese sentido fluye la solidaridad. Y por eso los hemos convocado hoy para dar a conocer una declaración sobre el proceso de paz que estamos llevando a cabo».

Luego, Rodrigo Londoño, conocido en la guerrilla como Timoleón Jiménez, pronunció una declaración en la que anunció oficialmente el inicio de las conversaciones de paz con el gobierno colombiano, y dijo que «en La Habana, en la patria de Fidel y el Che, en la patria socialista de José Martí, nuestros delegados suscribieron el día 27 de agosto el acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera».

«Con esto se desata de nuevo un proceso de diálogo encaminado al fin del conflicto en nuestra patria, una noble y legítima aspiración que la insurgencia defiende desde hace ya medio siglo. Consideramos un deber insoslayable reconocer el invaluable apoyo de la República Bolivariana de Venezuela, encabezado por el presidente Hugo Rafael Chávez Frías, que resultó determinante, así como del gobierno del reino de Noruega. Y sin la preocupación y gestión del gobierno presidido por Raúl Castro esta larga faena no habría llegado a tan exitoso puerto. A todos ellos nuestro más profundo agradecimiento. Estamos seguros de que en Nuestra América aplauden su gestión, y estamos seguros de que nuevas naciones se unirán al proceso», subrayó.

Londoño recordó que han transcurrido 10 años desde que Andrés Pastrana decidió hechar en saco roto las conversaciones de paz que no permitiron finalizar el conflicto.«¿Cuánta muerte y vida cercenada para llegar a la conclusión que la salida a los problemas internos no está en las armas? Por eso ahora Colombia entera debe ponerse en pie para lograr que esta vez sí se alcance la paz.

«Hace una década no solo sufrimos una espantosa estampida paramilitar, judicial y de todo tipo. También caímos en el descrédito contra nuestra causa por parte del régimen imperial a través de los medios. Volvemos a una mesa reconocidos como adversarios militares, pero tanta manifestación de odio carece de sentido», dijo.

El guerrillero reconoció que este proceso no estará exento de peligros, pero dijo que tienen la convicción de que en esta ocasión será diferente y logrará «la consecución de una paz democrática y justa, que merece afrontar los más difìciles retos».

«Estamos convencidos de que la realidad nacional impondrá la voluntad de las grandes mayorías que creen y necesitan de la justicia social. A un lado del camino deben quedar los firmantes de fabulosos contratos salidos de la guerra, los que encuentran en el conflicto militar un rápido camino de enriquecimiento, los que asientan velozmente sus posesiones sobre los humillados y explotados», comentó.

Londoño dijo que se deben exterminar las bases que provocan el conflicto, y sobre eso se elaboró el documento exploratorio, donde se reconoce que este proceso de paz atiende al clamor de la población colombiana y requiere de la participación de todos sin distinción, pues «deben respetarse los derechos humanos en todos los rincones del país, el desarrollo social con equivad nos permitirá crecer. La ampliación de la democracia es condición para lograr la paz. A pesar de eso se escuchan voces que persisten en la salida militar. ¡Allá ellos! Las FARC-EP asumimos que la introducción de esos axiomas mencionados en el acuerdo introductorio nos permitirá llegar al acuerdo final.

«Seis meses batallando por estas verdades nos permitió incluir estos puntos en el acuerdo con el gobierno nacional. Sabemos que la llave de la paz no descansa en el bosillo del presidente u otra institución, sino en el pueblo de este país. A ellos estamos dirigiendo esta comunicación para que salgan y marchen por la paz, por la construcción entre todos del nuevo país, de luchar por las modificaciones del orden vigente», expresó.

«Tenemos que hacer de esta oportunidad un nuevo grito por la independencia. Con los colombianos del montón, los oprimidos y explotados, nos ponemos de pie en defensa de nuestro territorio o terminaremos con la marca del hierro candente en nuestra espalda lamentando haber sido inferiores a nuestro compromiso con la patria.

«Extendemos en esta hora nuestras manos abiertas en profunda reconciliación. Otra Colombia es posible y entre todos podemos lograrlo. Haber llegado a este punto es el resultado de la resistencia de la guerrilla y de todos los oprimidos en estos años. Hemos jurado vencer y venceremos», finalizó.

La delegación de las FARC anunció además una rueda de prensa para el próximo jueves a las 10 de la mañana.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.