Impacta en Paraguay nueva versión de cruento desalojo de labriegos

Según la investigación, el incidente que conmocionó al país y sirvio de justificación para destituir al presidente constitucional Fernando Lugo, fue provocado por elementos no identificados y presumiblemente con interés político

Autor:

Juventud Rebelde

Asunción 6 de octubre._ Una investigación independiente, dirigida por un jurista español, mostró esta semana en Paraguay una inédita visión del cruento desalojo de labriegos, efectuado en junio pasado en Curuguaty.

El incidente en la localidad del departamento de Canindeyú conmocionó al país por el saldo de 11 campesinos y seis policías fellecidos, y fue utilizado entonces para desarrollar un expedito juicio político al presidente constitucional, Fernando Lugo, el cual culminó con su destitución.

Casi tres meses y medio después, el grupo investigador, apoyado en una gran cantidad de videos, fotos, declaraciones de testigos y otras pruebas, divulgó un informe que apunta a la provocación de la tragedia por elementos no identificados y presumiblemente con interés político.

De acuerdo con sus conclusiones, francotiradores equipados con armas automáticas, convenientemente situados en lugares claves, dieron inicio al tiroteo con la abrumadora respuesta de más de 300 policías llevados al lugar para desalojar a 60 campesinos sin tierra ocupantes de un terreno.

Esas armas nunca fueron ocupadas ni localizadas los francotiradores, los campesinos apenas contaban con algunas escopetas de caza y solo pudieron realizar algunos disparos ante el fuego indiscriminado de la fuerza pública, agregó el documento.

Las declaraciones obtenidas mencionaron la eliminación de campesinos no combatientes, la negación de auxilio a labriegos heridos, la detención y maltrato de menores y la falta de una investigación correcta de los hechos, puntualizó.

La publicación de dichas conclusiones, rápidamente rechazadas por el Gobierno que insiste en una emboscada de los campesinos a la policía, llevó el tema nuevamente a primeros planos de la actualidad nacional y permitió a Lugo señalar la existencia de una mano oculta tras los hechos.

El debate, que evidentemente se extenderá por las próximas semanas, fue motivo de una solicitud a la fiscalía para no cerrar las averiguaciones sobre el caso, precisamente en vísperas de el posible inicio de un juicio oral que las culmine.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.